La pera, no espera….

Feliz Otoño!!!!


La caída de las hojas y la llegada de la pera son dos signos muy claros de la llegada del Otoño, esta estación tan fresca y coloreada y que tan linda se ve y se vive en Buenos Aires.

Lo normal es que las primeras peras del otoño estén un poco verdes y tengamos que mantenerlas 2-3 días a temperatura ambiente, en un lugar seco, aireado y sin luz solar directa para que maduren. No conviene guardarlas en la heladera a no ser que hayan madurado y vayan a pasar varios días hasta que las comamos. Las peras maduras tiene el cuello más blando que el resto y no debemos comprar las que están excesivamente verdes porque habrán sido recolectadas demasiado pronto y además de no alcanzar su punto de sabor nos resultarán demasiado indigestas. Mucho mejor si las encontramos orgánicas y si no, hay que recordar lavarlas bien con agua oxigenada de uso alimentario, vinagre ó bicarbonato de sodio.

Las peras están cargadas de agua de la que mejor asimila nuestro organismo y también de fibra y vitaminas por lo que conviene comerlas en lo posible enteras y con su piel, aunque también son un excelente complemento para los licuados. 

Pero no sólo de vitaminas se compone la pera, sino que además contiene otras sustancias. Aporta flavonoides y antioxidantes, nos proporciona taninos y ácido caféico, con propiedades antibacterianas y astringentes. Es rica en arbutina (diurético que se encuentra en la piel), arginina (favorece el tono muscular), pectinas que nos ayudan a bajar los niveles del colesterol malo y absorben las toxinas del intestino impidiendo que pasen a la sangre y levulosa, que convierte a esta fruta en una de las mejores toleradas por los diabéticos, ya que controla los niveles de azúcar en sangre. Y también encontramos en su composición ácido fólico, tan importante durante el embarazo.

Además las peras son a menudo recomendadas por ser una fruta con poca probabilidad de reacciones alérgicas. Quizá por esta razón se considera una fruta segura y muy recomendable para introducir a los niños.

Os dejo algunas recetas fáciles y nutritivas que se pueden hacer con peras crudas y también algunas cocinadas que están deliciosas!!!

JUGOS VERDES CON PERA

Pera con Arándanos
3 tazas de lechuga
2 peras
2 tazas de arándanos
1 taza de agua

Pera Cilantro Kiwi
4 kiwis
2 peras
100 gr. de cilantro
1/2 taza de agua

COMPOTA DE FRUTAS
Nosotros la hacemos en casa constantemente, sólo de peras, mezclada con manzana, con ó sin canela y siempre está deliciosa, por muy simple que sea.
Me ha gustado mucho ésta del blog de recetas Kiako, the cook, mucho más elaborada, y que pienso probar esta misma semana.
2 manzanas verdes
1 pera
1/4 de duraznos desecados
1/4 de peras desecadas
1 puñado de pasas de uva
100 gr. de ciruelas desecadas
1/2 naranja y 1/2 limón con cáscara
1 palito de canela en rama
2 clavos de olor
especias a gusto (jengibre, cardamomo, anís estrellado, semillas de hinojo…)
Cortar la fruta fresca en trozos, poner todos los ingredientes en una olla y cubrir de agua. Se lleva a hervor y después se deja cocer a fuego suave hasta que la fruta esté bien tierna y casi se deshaga. Tener en cuenta ser generosos con el agua que después se irá reduciendo en la cocción y nos irá dejando el juguito.


ENSALADA DE RÚCULA Y PERAS
Otro de nuestros hits en casa por su exquisito y fino sabor y su escasa preparación. 
Todos los ingredientes van en crudo, rúcula, pera en filetitos finos, pasas de uva hidratadas y unas virutas de queso parmesano ó un queso bien estacionado y condimentado con sal rosada del himalaya y aceite de oliva. Un secreto, preparar y comer en el momento, así no se oxida la pera!!!

ENSALADA DE QUINOA Y PERAS
1 taza de quinoa cocida
1 pera en rodajas finas
1 zuccini en rodajas
1 cebolla roja picada
1/2 taza de albahaca fresca, picada
Mezclar todos estos ingredientes en un bowl y añadir un aderezo a base de aceite de oliva, jugo de limón, ajo muy picado y una cucharadita de sal rosada del Himalaya y servir.
Llena de energía y vitalidad!!!!!

PERAS AL HORNO
Hay muchos modos de hacerlas pero a mí particularmente me gusta éste por ser muy sencillo y usarse muy pocos ingredientes para su elaboración.
Se lavan bien las peras y se ahuecan, sacando las semillas de la parte central. En el hueco se pone un poco de azúcar mascabo ó miel y la piel se puede pincelar con un poco de jugo de limón para que no se oxide.
Se colocan en una bandeja de horno con un fondito de agua y se hornean en torno a media hora con un horno medio. A los diez minutos de cocción se puede abrir el horno y pinchar con un tenedor ó cuchillo para permitir que vaya saliendo el jugo.

Lo dicho, la pera no espera….

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s