La Ciencia Sagrada

Estuve leyendo sobre el Kalanchoe, una planta de la familia del Aloe, a la que se atribuyen múltiples propiedades curativas y el producir sanación en los daños celulares de muchos órganos del cuerpo y por tanto la capacidad de ser de gran ayuda en los procesos cancerígenos.
Lo que se usa son las hojas, que se pueden aplicar externamente, en forma de cataplasma ó ungüento ó de manera interna, comiendo directamente las hojas, extrayendo su jugo ó en infusión.
También existen detractores de esta teoría, que aseguran que esta información no es correcta e incluso que es contraproducente, pues el Kalanchoe contiene gran cantidad de unos compuestos llamados bufadienólidos, que son compuestos tóxicos que muchos animales y plantas usan como mecanismo de defensa y que tienen la habilidad de acelerar el corazón, y por tanto no se recomendaría su ingesta descontrolada y mucho menos si existen problemas de cardiopatías.

Todo esto no sólo me ha despertado la curiosidad por saber más de esta planta si no que me ha hecho reflexionar sobre cómo la naturaleza nos puede proveer de lo que necesitamos para alimentarnos y sanarnos y cómo las investigaciones no se dirigen tanto a estudiar estas valiosas y potentes especies sino a producir químicos sintéticos para la venta y el consumo masivo.
Para ayudar a despertar esta conciencia quiero compartir un documental que he visto recientemente, se trata de “SACRED SCIENCE”.

Más del 25% de los principios activos de los productos farmacéuticos occidentales provienen de la selva amazónica y sin embargo sólo el 1% de las más de 44.000 plantas que la pueblan han sido estudiados por los científicos con fines medicinales.
En Octubre de 2010, ocho personas con diferentes enfermedades terminales y desahuciados por la ciencia de la medicina tradicional, emprenden un viaje iniciático por el Amazonas junto a Nick Polizzi, el director del documental, Mark Plotkin, un conocido etno-botánico y Roman, estudioso de las tradiciones chamánicas desde que hacía 10 años se había curado en el Amazonas de la enfermedad de Crohn.
30 días en reclusión, en medio de la nada, en un rincón del mundo que alberga a un grupo de curanderos indígenas que tienen fama de tener conocimientos de hierbas y plantas medicinales de regiones inexploradas de la selva amazónica y aún no descubiertas por la ciencia.
Cinco volverían con resultados reales, dos volverían decepcionados y uno no volvió. Esta es su historia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s