Espárragos Lacto-Fermentados

Ahora que comienzan a aparecer los primeros espárragos, verdes, crocantes y deliciosos, una de las maneras que más me gusta consumirlos es fermentados. No sólo se aprovecha el espárrago en su totalidad si no que conserva intactos todos sus nutrientes.

Los espárragos son uno de los vegetales más balanceados. Bajos en grasa, colesterol y sodio y altos en fibra, vitaminas A, E y K, tiamina, riboflavina, niacina y B6,  y algunos importantes minerales como magnesio, zinc, selenio, hierro, cobre y manganeso. Son además una excelente fuente de ácido fólico o vitamina B9, aportando una porción el 60% de la dosis diaria recomendada, tan necesario para la reproducción celular y para mantener sano nuestro corazón.

¿Cómo los preparo?

Primero hago la salmuera donde los voy a sumergir después: 2 cucharadas de sal por litro de agua, ambos de la mejor calidad que puedas conseguir. Dejar disolver la sal y reservar.

Corto algunas zanahorias en bastones, unas rodajitas de limón y preparo los condimentos, unas hojitas de laurel, un poco de pimienta, unos dientes de ajo pelados y algunas aromáticas que tenga en casa.

Tras enjuagarlos, corto los espárragos a la medida del frasco, asegurándome que queda un espacio como de 3 dedos entre el final del espárrago y el borde del frasco (justamente no como en la foto, que están bien al borde). *Un truco: Si cortamos el espárrago a la mitad y separamos las puntas de los tallos podemos hacer 2 frascos que tendrán después diferentes tiempos de fermentación, más corto para las puntas y más largo para los tallos que son algo más duros.

Pongo en el fondo del frasco un par de dientes de ajo, la pimienta y las hierbas aromáticas. Después voy colocando los espárragos junto con los bastones de zanahorias, bien encajados de manera que no floten cuando pongo la salmuera y les añado un par de rodajitas de limón y 2 hojas de laurel en los laterales del frasco.

Una vez están todos los ingredientes lleno el frasco con la salmuera, unos cm. por arriba de los vegetales. Lo más importante es que no quede nada fuera de la salmuera, el contacto con el aire de los vegetales durante la fermentación puede llegar a estropear el cultivo!!

Ahora falta lo último, colocar un “cierre” para justamente evitar que los vegetales se salgan del líquido durante el transcurso de la fermentación, puede ser una capa de hojas de algún otro vegetal (repollo, acelgas, etc…), un frasco más pequeño con un peso que encaje bien ó una bolsita de plástico rellena de agua. Lo importante es que todo quede bien cubierto. Y a esperar….El tiempo depende del grosor de los espárragos, del tamaño del frasco, de lo que a cada uno le gusta… pero a partir de los 10 días normalmente ya se pueden empezar a consumir, están aún crocantes, frescos y riquísimos!!! Y se pueden dejar más días hasta el punto de fermentación que más nos satisfaga el paladar, siempre van a ser una buena opción, solos ó acompañando alguna otra receta. 

One response to “Espárragos Lacto-Fermentados

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s