Hábitos para prevenir resfriados

El poder inmunológico proviene en gran medida de la forma en que comes y en que vives. Incorporar algunos hábitos específicos cuando se aproximan las estaciones frías, ó tienes propensión a enfermarte, te ayudará a prevenir algunos resfriados y gripes y a aumentar tu capacidad de recuperación frente a ellos.

REDUCE AZÚCAR Y ALCOHOL

El exceso de azúcar está relacionado con una amplia variedad de problemas de salud, que incluyen desequilibrios de azúcar en la sangre, diabetes, obesidad, caries y cáncer. El azúcar ¨humedece¨ nuestro sistema inmunológico y nos deja más susceptibles a los gérmenes y enfermedades. Probablemente hayas escuchado que la vitamina C es una vitamina esencial para apoyar el sistema inmunológico. En la década de 1970, se descubrió que los glóbulos blancos necesitaban la vitamina C para poder devorar virus y bacterias. La glucosa (también conocida como azúcar) y la vitamina C tienen estructuras químicas similares, por lo que cuando los niveles de azúcar aumentan en el cuerpo, compiten con la vitamina C para ingresar a la célula. Desafortunadamente, los receptores de insulina en nuestras células favorecen la glucosa en lugar de la vitamina C, por lo tanto, si hay más glucosa alrededor, habrá menos cantidad de vitamina C permitida.

Si bien puede haber algunos beneficios para ciertos tipos de alcohol en cantidades limitadas, en su mayor parte, el alcohol compromete el sistema inmunológico y nos hace más susceptibles a las infecciones. Así que cuando consumas azúcar o alcohol, piensa en que tu sistema inmunológico se está desacelerando.

DUERME LO SUFICIENTE

¿El sueño realmente suprime la infección y estimula la función inmunológica? Se ha descubierto que cuando los animales están privados de sueño, se vuelven más susceptibles al crecimiento de microbios y bacterias, lo que puede provocar enfermedades e infecciones. Una buena noche de sueño no solo beneficia a los animales, también nos ayuda a nosotros. La evidencia muestra que el sueño suficiente y un ritmo circadiano regular estimulan la función inmunológica y ayudan a filtrar las células T en nuestros ganglios linfáticos. Nuestro sistema linfático es esencial para eliminar los desechos y defender nuestros cuerpos de los invasores externos. Por tanto, dormir bien durante la noche es un elemento importante para prevenir resfriados y gripes.

LIMITA EL ESTRES

El estrés crónico afecta la capacidad del sistema inmunológico para responder a las hormonas glucocorticoides que normalmente son responsables de terminar una respuesta inflamatoria después de una infección y / o lesión. El estrés psicológico aumenta las hormonas catecolamina (“lucha o huida”), que suprimen el sistema inmunológico y aumentan el riesgo de infección viral. Por ejemplo, se ha demostrado que los estudiantes que toman exámenes tienen una inmunidad reducida en comparación con el tiempo sin examen. Además, un metaanálisis de 300 estudios a lo largo de 30 años concluyó que el estrés crónico altera el sistema inmunológico y puede dejarnos más susceptibles a las enfermedades.

PRACTICA UNA BUENA HIGIENE Y SUDA

Asegúrate de lavarte las manos con regularidad con algún jabón natural, especialmente cuando comes o te tocas la cara. No es buena idea excederse con los productos de limpieza antibacteriales, te puede dejar desprotegido de los microbios que te protegen.

Enjuagar las fosas nasales con agua tibia y sal puede ayudar a eliminar las infecciones y reducir los síntomas de alergia.

Sudar te ayudará a excretar toxinas a través de la piel y elevar la temperatura corporal, lo que eliminará los patógenos potenciales. La sauna, el ejercicio regular y el yoga te pueden ayuda a generar una buena rutina de sudor.

CONSUME ALIMENTOS Y HIERBAS QUE REFUERCEN TU SISTEMA INMUNE

Una buena dieta cargada con alimentos de origen vegetal es una de tus mejores defensas para prevenir resfriados y gripes. Y no solo me refiero a una dieta saludable en el momento en que sientas que se está poniendo fresco. Me refiero al compromiso continuo de comer productos de alta calidad, beber mucha agua, consumir grasas saludables y consumir proteínas saludables.

La proteína es una parte esencial de nuestros anticuerpos, y ayudan a curar y reparar. Los alimentos con vitamina C (coliflor, pimiento, hojas verdes oscuras, cítricos), vitamina D (huevos, pescado) y probióticos (alimentos fermentados) también ayudarán a estimular el sistema inmunológico y mantener el intestino sano. Dado que aproximadamente el 70% del sistema inmunitario vive en el intestino, una buena digestión es crucial para una inmunidad saludable.

ACÁ, algunas recomendaciones de alimentos para reforzar tu sistema inmune.

Fuente Original: Meghan Telpner

One response to “Hábitos para prevenir resfriados

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s