Beneficios del Limón

Se piensa que los limones se originaron en el norte de la India y Pakistán, como el cruce entre la cidra y la lima. Llegaron al Mediterráneo unos 100 años a. C., a América alrededor del 1500 y ahora se cultivan principalmente en regiones subtropicales. Existen muchas variedades del auténtico limón y algunos híbridos. La variedad Ponderosa (cidra y limón) es grande y áspera y la Meyer (limón y naranja ó mandarina) es de piel más fina y menos ácida y tiene un sabor característico que recuerda al tomillo.

Es una de las frutas tropicales más consumidas. Se aprecian por su acidez (hasta el 5% del jugo) y su aroma fresco e intenso, que es la base de muchas bebidas populares. Prospera en climas moderadamente cálidos y tropicales, pero sufre en climas helados. Los limones son mejores cuando son amarillos brillantes y con una piel fina.

Por lo general se suelen recolectar verdes para que duren más hasta que se venden y se mantienen en condiciones “controladas” durante varias semanas hasta que la cáscara se pone amarilla y las vesículas del jugo se desarrollan.

Las rebanadas de limón se pueden añadir a bebidas ó a té frío o caliente para darle un golpe extra de vitamina C. Son una excelente decoración para ensaladas y pueden ser exprimidos sobre otras frutas crudas para añadir calor mientras previenen que se oxiden. El jugo de limón también es una muy buena base para el aliño de ensalada, y añade un frescor muy tentador cuando se rocía sobre el pescado. Y la cáscara – sólo la parte amarilla, la parte blanca es amarga – es una adorable adición a muchas recetas de repostería. También son geniales para adicionar a los jugos, ya que, además de no tener fructosa son ideales para disfrazar el sabor ocasionalmente amargo de jugos de hojas verdes, espirulina ó algún otro suplemento natural que sea de sea sabor amargo.

Probablemente no sea una sorpresa que los limones tiene mucha vitamina C, pero la cantidad por porción es muy impresionante, un 187% del valor diario. Junto con los flavonoides esperetin y naringenina, que comparten con el resto de cítricos, son una muy buena herramienta contra los radicales libres. Los limones también son una buena fuente de tiamina, riboflavina, ácido pantoténico, hierro y magnesio y una excelente fuente de fibra, vitamina B6, calcio, potasio y cobre, así como folato y potasio.

El ácido cítrico en los limones ayuda a la digestión y a disolver piedras en los riñones, mientras que el ácido ascórbico es un antioxidante natural que previene el escorbuto. Otros antioxidantes en los limones incluyen carotenos-B, criptoxanthina-beta, zeaxantina, luteína y vitamina A, la cual promueve membranas mucosas, piel y una visión sanas.

RECETA: Es una receta tradicional del norte de África y se usa como condimento. Se prepara cortando los limones y dejándolos fermentar durante unas semanas. El crecimiento de bacterias y levaduras ablanda la corteza y cambia el aroma y el sabor, de fresco y agudo a rico y profundo, además de convertir el limón en un alimento “probiótico”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s