CUIDATE TAMBIÉN POR DENTRO….

Siento que estamos viviendo un momento paradigmático para la salud. Más que nunca unidos para protegernos, los unos a los otros, frente a un patógeno que nos puede enfermar. Pero también más que nunca aislados, privados de la libertad de conectar “físicamente” con la naturaleza, con el aire, con el sol, con los alimentos sanos, con los seres queridos… todo aquello que nos aporta salud. Especialmente en zonas urbanas y grandes ciudades, tan dependientes de servicios, transportes y pantallas. Nunca todo fue tan “virtual” como en estos momentos y aunque a priori reconforta… ¿es esto sano para los seres humanos?.

Nuestro sistema inmune es un proceso fisiológico muy complejo, con muchas acciones encaminadas a colaborar para nuestro desarrollo, a mantenernos en equilibrio, a establecer nuestra individualidad y a que nos podamos integrar en el ecosistema. Entre todas estas acciones, la más conocida es la de la defensa frente a patógenos. Y es justamente la que estamos “activando” con todas las medidas y precauciones. Pero no podemos olvidar poner el foco en MANTENER y ADQUIRIR aquellos componentes que nos van a permitir que nuestro sistema evolucione, se adapte a los cambios y permita generar una memoria para posibles futuros contactos.

Reflexiona en cómo puedes incluir en tu rutina diaria algo de ejercicio, contacto directo con el sol y algún jugo ó licuado de fruta y/o verdura fresca. No llegó el pleno otoño, por lo que la naturaleza aún te ofrece algunas frutas y vegetales jugosos y llenos de nutrientes, que te van a ayudar a refrescar los ánimos, aclarar la mente y alivianar el corazón. Seguro que no es tan fácil conseguirlos en este momento, pero puedes poner el foco en encontrarlos. Un vez que lo lograste, enfócate en prepararlos con los niños, en probar diferentes combinaciones hasta lograr alguna que guste a todos. En hacer de ello un hábito. En el tiempo y momento que lo puedas disfrutar, respetando tu propio ritmo y el de tu familia.

Algunas ideas para experimentar:

  • Ananá, jugo de limón y jengibre.
  • Uva, granada y limón.
  • Naranja, manzana y zanahoria.
  • Tomate, pepino, aceite, sal y vinagre.
  • Remolacha, limón y manzana.
  • Pera, manzana y limón.
  • Durazno ó mango, yogurt y miel.

Si hace calor puedes sumar un toque de hielo y si gusta el jengibre ponle a todoooooos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s