Consejos para el Invierno

El 21 de Junio es una fecha con muchas cosas para celebrar. Además de ser el Día Internacional del Yoga, en estas fechas se celebra la llegada del Inti Raymi (Fiesta del Sol), una de las celebraciones más importantes de la tradición andina, que da inicio a un nuevo año agrícola.
Para el hemisferio norte se celebra la llegada de la Primavera y en el Hemisferio Sur, se celebra la llegada del INVIERNO.

En invierno el cielo está nublado y suele hacer un tiempo frío, húmedo y pesado. La vida, en las ciudades sobre todo, puede llegar a sentirse lenta y pesada.

Propongo seguir algunos consejos de salud para los meses de invierno.

  • Chequear tus niveles de vitamina D. Una simple analítica te puede indicar si no adquiriste suficiente reserva de sol durante los meses del verano.
  • Es más importante que en ninguna otra estación mantener un ritmo regular de sueño, ejercicio, dieta y descanso.
  • Incorporar alguna práctica breve de meditación.
  • Hacer ejercicio preferentemente a la mañana, para aumentar la circulación, el estado de ánimo y la inmunidad.
  • No abusar de la calefacción, especialmente a la hora de dormir. Es preferible hacerlo en un ambiente fresco y bien ventilado.

Desde la MEDICINA AYURVEDA se recomiendan unas prácticas específicas para mantener la armonía en el invierno. Algunas son muy efectivas:

  • Se pueden hacer prácticas de limpieza nasal, con agua salada tibia ó agua de mar, para prevenir afecciones respiratorias de las vías altas ó sinusitis.
  • Si haces ejercicio a la mañana, el yoga es una buena opción y el Saludo al Sol un excelente tonificador, que ayuda a abrir y descongestionar el pecho y a drenar los senos nasales.
  • Vestir ropa de colores cálidos y brillantes, como el rojo y el naranja y cubrirte la cabeza, cuello y orejas al salir, especialmente los días más fríos, para no perder energía calorífica.
  • No dormir durante el día, porque ralentiza el metabolismo y reduce el fuego gástrico.
  • Propiciar el encuentro y evitar la soledad, los cielos grises y nubosos pueden propiciar más las emociones de tristeza y depresión.
  • Para aportar calor y desintoxicar el sistema linfático se recomienda el AUTOMASAJE con aceite tibio de sésamo, oliva y coco. Hay una técnica ayurvédica llamada Abhyanga, que se puede hacer fácilmente en casa.

Para la MEDICINA CHINA el invierno es tiempo de descanso, de tomar las cosas con calma, tiempo de almacenaje, interiorización y reserva. La naturaleza está sumida en sí misma y su energía queda oculta en la tierra. Y para estar en armonía con la naturaleza es conveniente no derrochar nuestra propia energía. ¿Cómo cuidarla?

  • Con buena nutrición, calor y descanso.
  • Buscando el calor interno y la reflexión.
  • Aprovechando la energía del elemento AGUA, que rige la estación invernal y que nos da la capacidad de fluir y adaptarse.
  • Cuidando mucho los RIÑONES y la VEJIGA, donde se almacena la energía ancestral, y sede de la valentía y la fuerza de voluntad. Cualquier deterioro en la energía renal puede engendrar el miedo, la paranoia, la negatividad y la falta de voluntad.
  • Se puede aplicar la técnica de la MOXA, que entre muchas otros efectos saludables para el organismo, ayuda a eliminar el frío y la humedad del cuerpo.

NUTRICIÓN

Durante el invierno, si tenemos en cuenta estas energías “internas” y “externas” de cuidado e introspección, la mejor opción siempre va a ser un alimento que aporte CALOR frente al frío exterior y que sea FÁCIL de digerir, para no sobrecargar el organismo.

  • Desayunos a base de cereales integrales calentitos, bien remojados (ideal fermentados), cocinados y condimentados.
  • Condimentos para calentar como el Jengibre, Canela, Regaliz, Pimienta Negra y Clavo, que propone el Ayurveda.
  • Infusiones herbales para tonificar y drenar toxinas, como la Cola de Caballo, la Ortiga el Fenogreco y las Bayas de Enebro, como propone la MTC.
  • Las verduras de raíz al vapor, las sopas calentitas bien espesas y los guisos de cocción larga, ricos en aceites, son ideales para este momento.
  • Es el momento ideal para las grasas saludables como el ghee y aceites “caloríficos” como el de oliva y sésamo.
  • Si consumes carne, pollo ó pescado, es la estación ideal para hacerlo.
  • Es una buena estación para consumir legumbres, si bien han de estar bien remojadas (idealmente fermentadas), preparadas en guisos de cocción muy, muy larga y súper condimentadas con especias que ayudan a la digestión.
  • Es tiempo de semillas y frutos secos, idealmente activados para mejorar su digestibilidad.
  • La algas son un gran aliado en la cocina de invierno, ablandan los alimentos junto a los que se cocinan y aportan sales minerales y proteína.
  • Evitar los alimentos picantes, astringentes, fríos ó secos como ensaladas, comidas y bebidas frías, galletitas, snacks, etc…
  • Aumentar el consumo de alimentos “medicina”, como la cúrcuma, el jengibre, el ajo, etc…
  • Propiciar la inclusión de algún alimento fermentado ó “probiótico”, para fortalecer el sistema digestivo y aumentar la inmunidad.
  • Practicar la introspección y auto-observación, eligiendo sólo aquellos alimentos que sepas que puedes digerir más cómodamente y que se cultiven ó cosechen durante el invierno. Acá una tabla que te puede ayudar…

Te deseo un feliz invierno.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s