COMIDA PARA EL CEREBRO

Transcribo tal cual este excelente artículo del divulgador científico Darío Pescador, del diario español Eldiario.es. Acertadísimo y súper bien documentado, Cada vez más artículos, investigaciones y estudios demuestran la estrecha relación que se da entre la dieta y nuestro desarrollo intelectual, sobre todo en la infancia!!!!

A estas alturas todo el mundo es más o menos consciente de los daños que la comida basura puede hacer a tu cuerpo, pero más allá de que el azúcar “vuelve a los niños hiperactivos”, la idea de que la comida afecta al cerebro no es demasiado conocida. Los últimos descubrimientos indican que deberíamos prestar más atención: la comida que tomas influye en tu estado de ánimo y tus capacidades cognitivas.

La psiquiatría nutricional es la disciplina encargada de investigar esta relación. Es un campo muy nuevo en el que hay muchos indicios pero pocas certidumbres. Sin embargo, poco a poco se empiezan a ver las posibles relaciones entre lo que comemos y cómo nos sentimos.

El gran estudio Whitehall que examinó a más de 10.000 personas en el Reino Unido a lo largo de más 10 años, y todavía continua, es una mina a la hora de observar estas asociaciones. Una de las observaciones fue que una mayor ingesta de azúcar, tanto de la comida como de refrescos azucarados, se asociaba a una mayor incidencia de depresión, ansiedad y estrés, independientemente de otros comportamientos y enfermedades.

Así se desmiente el mito que dice que el azúcar es un “alimento para el cerebro”, y que ayuda a pensar. En una concienzuda revisión de 31 estudios diferentes no se observó ningún beneficio. Muy al contrario, una hora después de consumir azúcar, pasado el “subidón” inicial, se registra mayor fatiga y menos alerta

En este sentido hay pocas sorpresas. Aunque no se puede probar una relación de causa-efecto clara, la mayoría de los estudios indican que la comida procesada rica en grasas y azúcares está relacionada con una mayor incidencia de depresión, ansiedad, y menor rendimiento cognitivo.

Aún se está lejos de conocer todos los mecanismos, pero estas son las principales interacciones estudiadas:

Aunque la dieta no sea la causa directa de las enfermedades mentales, sí que tiene una influencia determinante, tanto para prevenirlas y tratarlas como para agravar sus efectos. En un reciente análisis publicado en la revista Nature se encontró evidencia de que una alimentación excesiva rica en grasa y azúcar en la infancia puede provocar una respuesta inflamatoria que afecte a las funciones mentales en la edad adulta, desde la memoria hasta la capacidad de aprendizaje.

En el mismo estudio se comprobó que el exceso en la dieta de ácidos grasos omega-6 (presentes en los aceites refinados de semillas, con efectos inflamatorios) y la falta de omega-3 (antiinflamatorios) tenían efectos negativos sobre el desarrollo neuronal.

La buena noticia es que los mismos datos indican que el consumo de frutas y verduras ricas en polifenoles reducen la inflamación y el riesgo de enfermedades neurodegenerativas, así como el consumo de pescado, frutos secos y otros alimentos ricos en omega-3. Esa es la verdadera comida para el cerebro.

¿En qué se basa todo esto?

Nutritional psychiatry: the present state of the evidence.
Nuestro ensayo de intervención recientemente publicado proporciona evidencia clínica preliminar de que las intervenciones dietéticas en poblaciones con diagnóstico clínico son factibles y pueden proporcionar un beneficio clínico significativo. Además, los nutracéuticos que incluyen ácidos grasos n-3, ácido fólico, S-adenosilmetionina, N-acetil cisteína y probióticos, entre otros, son vías prometedoras para futuras investigaciones.

Sugar intake from sweet food and beverages, common mental disorder and depression: prospective findings from the Whitehall II study.
En los análisis prospectivos, los hombres en el tercil más alto de la ingesta de azúcar de alimentos / bebidas dulces tuvieron un 23% más de probabilidades de trastornos mentales comunes incidentes después de 5 años independientemente de los comportamientos de salud, sociodemográficos y factores dietéticos relacionados, adiposidad y otras enfermedades.

Sugar rush or sugar crash? A meta-analysis of carbohydrate effects on mood.
El análisis de 176 efectos (31 estudios, 1259 participantes) no reveló ningún efecto positivo de los carbohidratos en ningún aspecto del estado de ánimo en ningún momento posterior a su consumo. Sin embargo, la administración de carbohidratos se asocia con mayores niveles de fatiga y menos estado de alerta en comparación con el placebo en la primera hora posterior a la ingestión.

Major dietary patterns are related to plasma concentrations of markers of inflammation and endothelial dysfunction.
El patrón de dieta prudente se caracteriza por mayor ingesta de verduras, legumbres, pescado, pollo y granos enteros, mientras que el patrón occidental  incluye carnes, postres, patatas fritas y granos refinados. El patrón prudente se correlaciona inversamente con las concentraciones plasmáticas de proteína reactiva C y E-Selectina […] El patrón occidental mostró una relación positiva con [los marcadores inflamatorios] proteína reactiva C, interleucina 6, E-selectina, sICAM-1 y sVCAM-1.

Adherence to the Mediterranean diet attenuates inflammation and coagulation process in healthy adults: The ATTICA Study.
La adhesión a la dieta mediterránea tradicional se asocia con una reducción en las concentraciones de inflamación y marcadores de coagulación. Esto puede explicar en parte las acciones beneficiosas de esta dieta en el sistema cardiovascular.

Oxidative & nitrosative stress in depression: why so much stress?
Muchos estudios apoyan un papel crítico para el estrés oxidativo y nitrosativo (O y NS) en la fisiopatología de la depresión unipolar y bipolar. Estos trastornos se caracterizan, entre otras cosas, por la reducción de las defensas antioxidantes, que incluyen: niveles más bajos de zinc, coenzimas Q10, vitamina E y glutatión.

Transferring the blues: Depression-associated gut microbiota induces neurobehavioural changes in the rat.
El trasplante de microbiota fecal de pacientes deprimidos a ratas empobrecidas en microbiota puede inducir características conductuales y fisiológicas de la depresión en los animales receptores, incluyendo anhedonia y comportamientos similares a la ansiedad, así como alteraciones en el metabolismo del triptófano.

Ingestion of Lactobacillus strain regulates emotional behavior and central GABA receptor expression in a mouse via the vagus nerve
En conjunto, estos hallazgos resaltan el importante papel que pueden desempeñar las bacterias en la búsqueda de un complemento terapéutico en los trastornos relacionados con el estrés, como la ansiedad y la depresión.

Food for thought: how nutrition impacts cognition and emotion
Estos datos resaltan a aquellos que más necesitan apoyo para nuestra salud cognitiva y emocional; Los alimentos con alto contenido de AGPI omega-3 y polifenoles pueden ser un lugar para comenzar.

Aluminio vs Vacunas

Hoy, la Fundación Weston A. Price envió un comunicado de prensa a los medios de comunicación estadounidenses en relación a un estudio sobre las altas concentraciones de aluminio halladas en cerebros de niños autistas, que fue publicado en 2018 en el Journal of Trace Elements in Medicine and Biology.

Quiero compartir la traducción de esta nota, siempre con la idea de generar acceso a la INFORMACIÓN, para que ésta nos permita decidir con total LIBERTAD. La elección de vacunar o no, en mi opinión, debería haber sido bien estudiada, bien meditada y teniendo muy claros cuáles serían los pros, los contras y las posibles consecuencias, en todo sentido, para poder acompañarlas con plena conciencia.

Investigadores de la Universidad de Keele en el Reino Unido examinaron el tejido cerebral de personas fallecidas con un diagnóstico de autismo, y encontraron algunos de los valores más altos de aluminio en el tejido cerebral humano registrado hasta la fecha. Se investigó el tejido cerebral de diez donantes, representando a todos los donantes disponibles en el Autism Brain Bank, y una observación destacada fue la ubicación del aluminio en células principalmente inflamatorias, no neuronales, con evidencia de que estas células se movieron de la sangre y la linfa al tejido cerebral.

Las fuentes de aluminio ingerido incluyen fórmula infantil, alimentos en envases de aluminio y alimentos cocinados en bandejas de aluminio o papel de aluminio. Sin embargo, en general, se absorbe menos del 1 por ciento del aluminio dietético. Una fuente altamente probable de aluminio en los cerebros de niños autistas son las vacunas. Un niño totalmente vacunado recibe casi 5,000 mcg de aluminio a los 18 meses de edad. (En Estados Unidos). En contraste, el máximo de aluminio por día permitido para alimentación intravenosa en niños es de 25 mcg.

Las vacunas estadounidenses que contienen uno o más tipos de aluminio incluyen la difteria, el tétanos y la tos ferina (ST, DTAP, Td, Tdap); influenza tipo b (Hib); hepatitis (A y B, A / B); las vacunas meningocócicas y neumocócicas; y el virus del papiloma humano (VPH). Todas estas vacunas están en el programa de vacunación de los Centros de Salud. Los bebés reciben habitualmente la vacuna contra la hepatitis B en el primer día de vida.  

Los compuestos de aluminio en las vacunas incluyen hidróxido de aluminio, fosfato de aluminio, “sales de aluminio”, sulfato de hidroxifosfato de aluminio amorfo (AAHS) y sulfato de aluminio y potasio. El adyuvante AAHS, propiedad de Merck (agregado a las vacunas Gardasil Hib y Hepatitis A y B) no se probó de seguridad y es uno de los componentes responsables de las reacciones adversas a las vacunas Gardasil, así como a las vacunas contra la hepatitis.  

“Las garantías del gobierno de que las vacunas no causan autismo no pueden soportar este nuevo descubrimiento”, dice Sally Fallon Morell, presidenta de la Fundación Weston A. Price. “Los padres tienen derecho a dudar antes de inyectar aluminio neuro-tóxico en sus hijos”. Uno de los riesgos únicos asociados con los adyuvantes de aluminio es una respuesta inflamatoria o autoinmune extrema. El inmunólogo israelí, Yehuda Schoenfeld, y sus colegas llamaron a esta condición “síndrome autoinmune / inflamatorio inducido por adyuvantes” (ASIA) y ahora se puede rastrear en bases de datos médicas. Los síntomas de ASIA incluyen fatiga crónica, dolor muscular y articular, trastornos del sueño, deterioro cognitivo y erupciones cutáneas.

¿Es sano el chocolate?

El cacao contiene más de 300 potentes químicos y antioxidantes que brindan numerosos beneficios para la salud, cuando se consume sin leche y azúcar.

El cacao, como el café, se fermenta. Esto, además de preservarlo y ayudar a su digestibilidad, lo vuelve energéticamente “caliente” . Por ello sería más conveniente su consumo durante la estación invernal.

Además, el cacao tiene la capacidad de aumentar la serotonina, menos disponible en las estaciones frías y sus propiedades de “calentamiento” pueden ayudar a combatir los resfriados.

El cacao se cosecha principalmente cerca del ecuador durante los meses cálidos y secos. Como todas las frutas, el sabor amargo natural del cacao es refrescante y luego de procesado y fermentado, se torna más sabroso y más cálido.

¿Qué tiene el chocolate, que gusta tanto?

El cacao tiene un efecto potente en nuestra mente y cuerpo en muchos niveles, según diversos estudios.

  • Libera ENDORFINAS en el cerebro que pueden brindar sentimientos de euforia y comodidad.
  • Contiene TEOBROMINA, que curiosamente, es tanto un estimulante como un sedante.
  • Ya conoces la CAFEÍNA, un estimulante, componente clave del chocolate.
  • Es rico en TRIPTÓFANO, precursor de la SEROTONINA, un antidepresivo natural. Esta reacción química tiene lugar en el tracto intestinal, lo que puede explicar en parte por qué el efecto feliz del chocolate es tan instantáneo.
  • Es rico en FENILETILAMINA, la “droga del amor”.
  • Contiene ANANDAMIDA, que proviene de la palabra sánscrita ananda (felicidad). Este químico es muy similar al THC, el componente activo de la marihuana.
  • Y tiene dos sustancias químicas que inhiben o desaceleran la descomposición de la anandamida, lo que permite que el efecto se mantenga durante horas.

¿Porqué dicen que es bueno para la salud?

Por sus flavonoides saludables para el corazón. Estos flavonoides son los mismos componentes que le dan al vino tinto, las uvas y las bayas su color oscuro y su efecto antioxidante.

  • Curiosamente, en todos los estudios, el chocolate blanco (sin flavonoides) no ofreció ninguno de los beneficios cardiovasculares vistos en el chocolate negro.
  • Un estudio de control en Italia mostró que el riesgo de infarto estaba asociado de manera inversa al consumo de cacao, alcanzando una disminución del 77% en el riesgo para aquellos que consumían.
  • En otro estudio, 34.000 mujeres posmenopáusicas con una dieta rica en flavonoides tuvieron un riesgo 22% menor de desarrollar enfermedad de la arteria coronaria y en otro los hombres que consumieron altas cantidades de cacao (2,3 g / día) tuvieron un riesgo 50% menor de desarrollar enfermedades cardiovasculares en comparación con los que no.
  • Los resultados de un metaanálisis de nueve estudios observacionales con 157.809 participantes sugieren una reducción significativa en el accidente cerebrovascular y la mortalidad cardiovascular en los que comieron más chocolate en comparación con los que no consumieron.

¿Cual es el problema entonces?

  • EL AZÚCAR: 40 gr. de chocolate negro al 70% contienen unos 12 grs. de azúcar y la versión con leche unos 20 grs. de azúcar. En su mayoría el chocolate, aunque sea oscuro está cargado con azúcar. Mientras que un mayor contenido de cacao indica un menor contenido de azúcar, todavía es demasiado. Si no hay problema de diabetes una medida razonable serían una o dos piezas pequeñas en un mismo día del chocolate más oscuro que toleres, como máximo. Y es mejor no tener el estómago vacío, ya que actuará como un estimulante más agresivo.
  • LA LECHE: Interfiere con la capacidad que tiene el cuerpo para absorber los antioxidantes benéficos.
  • SU PROCESADO: Como se señala en el artículo de la revista Oxidative Medicine and Cellular Longevity, los nutrientes que se encuentran en el cacao crudo se modifican y se destruyen fácilmente a través del procesamiento.
  • LOS ADITIVOS: Reguladores de acidez, Emulsionantes, Aromatizantes, Edulcorantes, Agentes de Glaseado, etc… Algunos de ellos están considerados como peligrosos para la salud.
  • EL EXCESO: Las cantidades de chocolate que producen la mayoría de los efectos terapéuticos son muy pequeñas. Demasiados estimulantes “saludables” como el café negro, el cacao, el té, las bebidas energéticas y los dulces nunca son una buena idea. Hacemos un gran esfuerzo para calmar y silenciar la mente, mientras que aportamos gran cantidad de alimentos para estimularla.

El chocolate puede convertirse en una vía de satisfacción rápida por lo que sería recomendable que se consuma lo más puro posible, de manera terapéutica, en pequeñas cantidades y no como un hábito diario.

Fuentes: Dr. John Douillard / Dr. Mercola

Hoy comienza el Otoño

Hoy empieza el otoño y nos regala un día soleado.

Comienzan a cambiar también las frutas y verduras de estación, podremos observar que escasean ya las últimas frutas bien maduras del verano (duraznos, ciruelas, uvas y algunos cítricos ya muy dulces y cargados de sol) y que han empezado a aparecer ya algunas otras variedades de pera ó manzana más propias de los climas frescos.

Hay que esperar para los primeros limones, naranjas y mandarinas que estarán más ácidos y más llenos de vitamina C, para ayudarnos a contrarrestar los primeros fríos.

En los vegetales también observamos la desaparición del rico tomate rojo y maduro y del fresco pepino para dar paso a verduras más “terrenales” y calentitas como los zapallos, zuccini, zanahorias, papas y nabos. También las hojas verdes estarán más vivas sin tanto calor.

Beneficios del Limón

Se piensa que los limones se originaron en el norte de la India y Pakistán, como el cruce entre la cidra y la lima. Llegaron al Mediterráneo unos 100 años a. C., a América alrededor del 1500 y ahora se cultivan principalmente en regiones subtropicales. Existen muchas variedades del auténtico limón y algunos híbridos. La variedad Ponderosa (cidra y limón) es grande y áspera y la Meyer (limón y naranja ó mandarina) es de piel más fina y menos ácida y tiene un sabor característico que recuerda al tomillo.

Es una de las frutas tropicales más consumidas. Se aprecian por su acidez (hasta el 5% del jugo) y su aroma fresco e intenso, que es la base de muchas bebidas populares. Prospera en climas moderadamente cálidos y tropicales, pero sufre en climas helados. Los limones son mejores cuando son amarillos brillantes y con una piel fina.

Por lo general se suelen recolectar verdes para que duren más hasta que se venden y se mantienen en condiciones “controladas” durante varias semanas hasta que la cáscara se pone amarilla y las vesículas del jugo se desarrollan.

Las rebanadas de limón se pueden añadir a bebidas ó a té frío o caliente para darle un golpe extra de vitamina C. Son una excelente decoración para ensaladas y pueden ser exprimidos sobre otras frutas crudas para añadir calor mientras previenen que se oxiden. El jugo de limón también es una muy buena base para el aliño de ensalada, y añade un frescor muy tentador cuando se rocía sobre el pescado. Y la cáscara – sólo la parte amarilla, la parte blanca es amarga – es una adorable adición a muchas recetas de repostería. También son geniales para adicionar a los jugos, ya que, además de no tener fructosa son ideales para disfrazar el sabor ocasionalmente amargo de jugos de hojas verdes, espirulina ó algún otro suplemento natural que sea de sea sabor amargo.

Probablemente no sea una sorpresa que los limones tiene mucha vitamina C, pero la cantidad por porción es muy impresionante, un 187% del valor diario. Junto con los flavonoides esperetin y naringenina, que comparten con el resto de cítricos, son una muy buena herramienta contra los radicales libres. Los limones también son una buena fuente de tiamina, riboflavina, ácido pantoténico, hierro y magnesio y una excelente fuente de fibra, vitamina B6, calcio, potasio y cobre, así como folato y potasio.

El ácido cítrico en los limones ayuda a la digestión y a disolver piedras en los riñones, mientras que el ácido ascórbico es un antioxidante natural que previene el escorbuto. Otros antioxidantes en los limones incluyen carotenos-B, criptoxanthina-beta, zeaxantina, luteína y vitamina A, la cual promueve membranas mucosas, piel y una visión sanas.

RECETA: Es una receta tradicional del norte de África y se usa como condimento. Se prepara cortando los limones y dejándolos fermentar durante unas semanas. El crecimiento de bacterias y levaduras ablanda la corteza y cambia el aroma y el sabor, de fresco y agudo a rico y profundo, además de convertir el limón en un alimento “probiótico”.

Hábitos para prevenir resfriados

El poder inmunológico proviene en gran medida de la forma en que comes y en que vives. Incorporar algunos hábitos específicos cuando se aproximan las estaciones frías, ó tienes propensión a enfermarte, te ayudará a prevenir algunos resfriados y gripes y a aumentar tu capacidad de recuperación frente a ellos.

REDUCE AZÚCAR Y ALCOHOL

El exceso de azúcar está relacionado con una amplia variedad de problemas de salud, que incluyen desequilibrios de azúcar en la sangre, diabetes, obesidad, caries y cáncer. El azúcar ¨humedece¨ nuestro sistema inmunológico y nos deja más susceptibles a los gérmenes y enfermedades. Probablemente hayas escuchado que la vitamina C es una vitamina esencial para apoyar el sistema inmunológico. En la década de 1970, se descubrió que los glóbulos blancos necesitaban la vitamina C para poder devorar virus y bacterias. La glucosa (también conocida como azúcar) y la vitamina C tienen estructuras químicas similares, por lo que cuando los niveles de azúcar aumentan en el cuerpo, compiten con la vitamina C para ingresar a la célula. Desafortunadamente, los receptores de insulina en nuestras células favorecen la glucosa en lugar de la vitamina C, por lo tanto, si hay más glucosa alrededor, habrá menos cantidad de vitamina C permitida.

Si bien puede haber algunos beneficios para ciertos tipos de alcohol en cantidades limitadas, en su mayor parte, el alcohol compromete el sistema inmunológico y nos hace más susceptibles a las infecciones. Así que cuando consumas azúcar o alcohol, piensa en que tu sistema inmunológico se está desacelerando.

DUERME LO SUFICIENTE

¿El sueño realmente suprime la infección y estimula la función inmunológica? Se ha descubierto que cuando los animales están privados de sueño, se vuelven más susceptibles al crecimiento de microbios y bacterias, lo que puede provocar enfermedades e infecciones. Una buena noche de sueño no solo beneficia a los animales, también nos ayuda a nosotros. La evidencia muestra que el sueño suficiente y un ritmo circadiano regular estimulan la función inmunológica y ayudan a filtrar las células T en nuestros ganglios linfáticos. Nuestro sistema linfático es esencial para eliminar los desechos y defender nuestros cuerpos de los invasores externos. Por tanto, dormir bien durante la noche es un elemento importante para prevenir resfriados y gripes.

LIMITA EL ESTRES

El estrés crónico afecta la capacidad del sistema inmunológico para responder a las hormonas glucocorticoides que normalmente son responsables de terminar una respuesta inflamatoria después de una infección y / o lesión. El estrés psicológico aumenta las hormonas catecolamina (“lucha o huida”), que suprimen el sistema inmunológico y aumentan el riesgo de infección viral. Por ejemplo, se ha demostrado que los estudiantes que toman exámenes tienen una inmunidad reducida en comparación con el tiempo sin examen. Además, un metaanálisis de 300 estudios a lo largo de 30 años concluyó que el estrés crónico altera el sistema inmunológico y puede dejarnos más susceptibles a las enfermedades.

PRACTICA UNA BUENA HIGIENE Y SUDA

Asegúrate de lavarte las manos con regularidad con algún jabón natural, especialmente cuando comes o te tocas la cara. No es buena idea excederse con los productos de limpieza antibacteriales, te puede dejar desprotegido de los microbios que te protegen.

Enjuagar las fosas nasales con agua tibia y sal puede ayudar a eliminar las infecciones y reducir los síntomas de alergia.

Sudar te ayudará a excretar toxinas a través de la piel y elevar la temperatura corporal, lo que eliminará los patógenos potenciales. La sauna, el ejercicio regular y el yoga te pueden ayuda a generar una buena rutina de sudor.

CONSUME ALIMENTOS Y HIERBAS QUE REFUERCEN TU SISTEMA INMUNE

Una buena dieta cargada con alimentos de origen vegetal es una de tus mejores defensas para prevenir resfriados y gripes. Y no solo me refiero a una dieta saludable en el momento en que sientas que se está poniendo fresco. Me refiero al compromiso continuo de comer productos de alta calidad, beber mucha agua, consumir grasas saludables y consumir proteínas saludables.

La proteína es una parte esencial de nuestros anticuerpos, y ayudan a curar y reparar. Los alimentos con vitamina C (coliflor, pimiento, hojas verdes oscuras, cítricos), vitamina D (huevos, pescado) y probióticos (alimentos fermentados) también ayudarán a estimular el sistema inmunológico y mantener el intestino sano. Dado que aproximadamente el 70% del sistema inmunitario vive en el intestino, una buena digestión es crucial para una inmunidad saludable.

ACÁ, algunas recomendaciones de alimentos para reforzar tu sistema inmune.

Fuente Original: Meghan Telpner

Qué es la Inmunidad

La inmunidad es un proceso fisiológico complejo del organismo y de sus interacciones con otros organismos y sustancias externas.

Está encaminado a colaborar de forma primordial en:

  • el DESARROLLO del individuo,
  • el mantenimiento de su HOMEOSTASIS ó equilibrio,
  • el establecimiento de su IDENTIDAD individual,
  • su INTEGRACIÓN en el ecosistema.

Entre todas estas acciones, la más conocida es la de la defensa frente a las infecciones. La inmunidad, entendida así como mecanismo de defensa, involucra tanto a componentes inespecíficos ó INNATOS como a específicos ó ADQUIRIDOS. Son los primeros los que actúan como barreras o mecanismos fijos de detección y eliminación de los microorganismos patógenos para detener una infección, antes de que puedan causar la enfermedad.

Los otros componentes los vamos adquiriendo en la evolución del sistema inmunitario y se adaptan a cada nuevo microorganismo encontrado, se especializan en su detección y generan una memoria para posibles futuros contactos.

Desde el alimento podemos trabajar en dos direcciones: fortalecer los sistemas INNATOS mediante aportando alimentos que ayuden al buen funcionamiento de los órganos implicados en este sistema y aportando nuevas sustancias y/o bacterias que nos ayuden a ADQUIRIR un ejército silencioso contra posibles “ataques” externos.

En el Taller Mejora tus Hábitos de Alimentación y Refuerza tu Inmunidad, vamos a descubrir las CLAVES para iniciar el cambio a una alimentación más saludable.

Detectaremos los HÁBITOS de alimentación poco saludables y propondremos estrategias y recursos para evitarlos.

Definiremos los OBJETIVOS a seguir de manera individual y trabajaremos sobre un PLAN DE ACCIÓN personalizado.

Hablaremos de los SABORES y su importancia para la salud.

Centraremos el foco en el SISTEMA INMUNE y hablaremos de los alimentos ricos en vitaminas, minerales y antioxidantes, que nos pueden ayudar a protegerlo.

Presentaremos algunos ANTIBIÓTICOS y ANTIVIRALES naturales y aprenderemos a usarlos en la dieta y en la cocina.

Y por ultimo sentaremos los bases para empezar a conocer los PROBIÓTICOS y como podemos transformar nuestros alimentos a través de la fermentación.

MÁS INFO E INSCRIPCIONES en irene.menchero@gmail.com

EL ARCA DEL GUSTO ARGENTINA. Tomate de Monte.

El Arca del Gusto es un catálogo online en continuo crecimiento, creado por Slow Food, y que recoge aquellos alimentos en vías de desaparición que por su cultura e historia gastronómica no deberían perderse.
En Argentina son ya 135 los alimentos registrados.
¿Quieres saber cuales son? 
Te invito a conocer algunos de ellos…

Sima, tomate de La Paz, tomate de Lima, pepino de bosque, tomate de árbol, berenjena, sachatomate, yuncatomate, tomate silvestre, gallinazo, tomate de palo, chimango de tomate, tomate de serra, tamarillo.

Nativo de la ecorregión de las Yungas, el tomate de monte (Solanum betaceum) es un fruto de sabor agridulce con una coloración que va desde el anaranjado hasta el rojizo, de forma alargada a ovoide, variable de acuerdo al origen de las poblaciones.

El fruto presenta propiedades nutricionales, fuente de vitaminas y carotenos, además de rico en fibras y bajo contenido de azúcares. También es considerado un alimento funcional porque contiene polifenoles, fibras y antocianinas que tienen un efecto benéfico para la salud.

Según los especialistas, era consumido tradicionalmente por las poblaciones originarias, quienes la recolectaban o bien cultivaban mediante un proceso sencillo de domesticación, por lo que aún hoy se pueden encontrar plantas en huertos o en jardines familiares del Pedemonte tucumano.

Se puede comer crudo y cocinado, aunque la piel siempre se elimina debido a su sabor amargo. Cuando están maduros, se comen crudos como una fruta fresca. Por lo general, se cortan por la mitad y la pulpa se extrae y se consume directamente con las semillas que son suaves y comestibles. Pero también se puede utilizar en la preparación de conservas, mermeladas, postres, pasteles, purés de frutas, helados, jugos, ensaladas de frutas o incluso reemplazar los tomates verdes en ensaladas y sándwiches. Se puede consumir en almíbar como postre, que se prepara cociendo brevemente en agua las frutas enteras con sus tallos, para suavizar su piel. Después de preparar una mezcla de miel, canela y clavo de olor, las frutas peladas se agregan y se dejan hervir hasta que alcancen la consistencia adecuada.

En su estado pre-maduro, cuando las frutas toman el color naranja, el tomate de monte se utiliza para preparar una salsa de chile, picante, que se suele consumir como aperitivo. Se asa ligeramente a la parrilla, lo que facilita la remoción de la cáscara (exocarpio), luego se muele con ají y sal. También se usa para preparar guisos.

Y no debe olvidarse su importancia en la medicina tradicional andina, región de la que es originaria. Esta especie se estableció en los Andes sudamericanos en lugares de 1800 a 3000 metros sobre el nivel del mar y ahora se encuentra dispersa en todo el mundo. Se sabe que el tomate de monte se cultivó desde la época prehispánica, del siglo XII al XVII, y se han descubierto modelos de arcilla de la fruta en las tumbas prehispánicas.

Actualmente se cultiva desde el norte de Argentina (en las provincias de Jujuy, Salta y Tucumán) hasta México, el Caribe y el sur de Brasil, donde generalmente se encuentra en cercas, patios y pequeños jardines y se extiende también a áreas subtropicales como Nueva Zelanda, el sur de Europa y áreas tropicales de otros continentes como India, Nepal y el sudeste de Asia. Sin embargo, se considera hoy en día extinto como un cultivo comercial. Las poblaciones silvestres son pequeñas y solo se pueden encontrar en áreas restringidas de Argentina, pero la fruta a veces se vende en mercados regionales donde todavía se consume regularmente.

El número de insectos cae en picado… y amenaza el equilibrio de la naturaleza.

La tasa de extinción de insectos es ocho veces más rápida que la de los mamíferos, aves y reptiles. Fotografía: Cortesía de Entomologisher Verein Krefeld.

Los insectos del mundo se están precipitando por el camino de la extinción, amenazando con un “colapso catastrófico de los ecosistemas de la naturaleza”, según el primer estudio científico mundial. Según el análisis, más del 40% de las especies de insectos están disminuyendo y un tercio está en peligro de extinción. La tasa de extinción es ocho veces más rápida que la de los mamíferos, aves y reptiles. La masa total de insectos está cayendo un 2,5% por año, según los mejores datos disponibles, lo que sugiere que podrían desaparecer en un siglo.

El planeta se encuentra al comienzo de una sexta extinción masiva en su historia, con enormes pérdidas ya reportadas en animales más grandes que son más fáciles de estudiar. Pero los insectos son, con mucho, los animales más variados y abundantes, y superan a la humanidad en 17 veces. Son “esenciales” para el buen funcionamiento de todos los ecosistemas, dicen los investigadores, como alimento para otras criaturas, polinizadores y recicladores de nutrientes. Los colapsos de la población de insectos se han reportado recientemente en Alemania y Puerto Rico, pero la revisión indica que la crisis es global. Los investigadores expusieron sus conclusiones en términos inusualmente contundentes para un artículo científico revisado por pares: “Las tendencias [de los insectos] confirman que el sexto evento de extinción importante está impactando profundamente en las formas de vida en nuestro planeta. “

A menos que cambiemos nuestras formas de producir alimentos, los insectos en su conjunto irán por el camino de la extinción en unas pocas décadas”, escriben. “Las repercusiones que esto tendrá para los ecosistemas del planeta son catastróficas por decir lo menos”.

El análisis, publicado en la revista Biológica Conservación, dice que la agricultura intensiva es el principal impulsor de las disminuciones, particularmente el uso intensivo de pesticidas. La urbanización y el cambio climático también son factores significativos. “Si las pérdidas de especies de insectos no pueden detenerse, esto tendrá consecuencias catastróficas tanto para los ecosistemas del planeta como para la supervivencia de la humanidad”, dice Francisco Sánchez-Bayo, de la Universidad de Sydney, Australia, quien escribió la reseña con Kris Wyckhuys de la Academia China de Ciencias Agrícolas en Beijing.

La tasa de pérdida anual del 2.5% en los últimos 25 a 30 años es “impactante”, dijo Sánchez-Bayo al diario The Guardian: “Es muy rápido. En 10 años tendrás un cuarto menos, en 50 años solo quedará la mitad y en 100 años no tendrás ninguno “. Uno de los mayores impactos de la pérdida de insectos es en las muchas aves, reptiles, anfibios y peces que comen insectos. “Si se quita esta fuente de alimento, todos estos animales mueren de hambre”, dijo. Tales efectos en cascada ya se han visto en Puerto Rico, donde un estudio reciente reveló una caída del 98% en insectos terrestres durante 35 años.

El nuevo análisis seleccionó los 73 mejores estudios realizados hasta la fecha para evaluar la disminución de insectos. Las mariposas y las polillas están entre los más afectados. Por ejemplo, el número de especies de mariposas generalizadas disminuyó en un 58% en las tierras de cultivo en Inglaterra entre 2000 y 2009. El Reino Unido ha sufrido la mayor caída de insectos registrada en general, aunque probablemente sea el resultado de un estudio más intenso que la mayoría de los lugares.

Las abejas también se han visto seriamente afectadas, ya que solo la mitad de las especies de abejorros encontrados en Oklahoma en USA en 1949 estaban presentes en 2013. El número de colonias de abejas en USA fue de 6 millones en 1947, pero desde entonces se han perdido 3.5 millones. Hay más de 350,000 especies de escarabajos y se cree que muchas han disminuido, especialmente los escarabajos peloteros.

Pero también hay grandes lagunas en el conocimiento, y se sabe muy poco acerca de muchas moscas, hormigas, pulgones, insectos y grillos. Los expertos dicen que no hay razón para pensar que estén yendo mejor que las especies estudiadas. Un pequeño número de especies adaptables está aumentando en número, pero no lo suficiente como para superar las grandes pérdidas. “Siempre hay algunas especies que aprovechan el vacío dejado por la extinción de otras especies”, dijo Sánchez-Bayo. En USA, el abejorro común del este está aumentando debido a su tolerancia a los pesticidas.

La mayoría de los estudios analizados se realizaron en Europa occidental y USA, con algunos que van desde Australia a China y desde Brasil a Sudáfrica, pero muy pocos existen en otros lugares. “La principal causa del declive es la intensificación agrícola”, dice Sánchez-Bayo. “Eso significa la eliminación de todos los árboles y arbustos que normalmente rodean los campos, por lo que hay campos llanos y desnudos que se tratan con fertilizantes sintéticos y pesticidas”. Afirma que la desaparición de los insectos parece haber comenzado a principios del siglo XX. , se aceleró durante las décadas de 1950 y 1960 y alcanzó “proporciones alarmantes” en las últimas dos décadas. Piensa que las nuevas clases de insecticidas introducidas en los últimos 20 años, incluidos los neonicotinoides y el fipronil, han sido particularmente dañinas, ya que se usan de forma rutinaria y persisten en el medio ambiente: “Esterilizan el suelo, matando todas las larvas”. Esto tiene efectos incluso en reservas naturales cercanas; el 75% de las pérdidas de insectos registradas en Alemania fueron en áreas protegidas.

El mundo debe cambiar la forma en que produce alimentos, dice Sánchez-Bayo, y señala que las granjas orgánicas tenían más insectos y que el uso ocasional de pesticidas en el pasado no causó el nivel de disminución observado en las últimas décadas. “La agricultura intensiva a escala industrial es la que está matando los ecosistemas”, dijo. En los trópicos, donde la agricultura industrial a menudo aún no está presente, se cree que el aumento de las temperaturas debido al cambio climático es un factor importante en la disminución. Las especies allí se han adaptado a condiciones muy estables y tienen poca capacidad de cambio, como se ve en Puerto Rico. Sánchez-Bayo dijo que el lenguaje inusualmente fuerte usado en la revisión no era alarmista. “Queríamos realmente despertar a la gente” y los revisores y el editor estuvieron de acuerdo, dijo. “Cuando se considera que el 80% de la biomasa de insectos ha desaparecido en 25-30 años, es una gran preocupación”.

Otros científicos están de acuerdo en que es evidente que las pérdidas de insectos son ahora un problema global grave. “La evidencia apunta en la misma dirección”, dice el profesor Dave Goulson de la Universidad de Sussex en el Reino Unido. “Debe ser una gran preocupación para todos nosotros, ya que los insectos están en el corazón de cada red alimenticia, polinizan la gran mayoría de las especies de plantas, mantienen el suelo saludable, reciclan los nutrientes, controlan las plagas y mucho más. Ámalos o detéstalos, nosotros los humanos no podemos sobrevivir sin insectos.

Matt Shardlow, de la organización benéfica para la conservación Buglife, dice: “Es seriamente preocupante ver esta recopilación de evidencia que demuestra el lamentable estado de las poblaciones de insectos del mundo”. “Es cada vez más obvio que la ecología del planeta se está rompiendo y existe la necesidad de un esfuerzo intenso y global para detener y revertir estas tendencias terribles”. En su opinión, la revisión hace demasiado hincapié en el papel de los pesticidas y minimiza el calentamiento global, aunque no se han estudiado otros factores como la contaminación lumínica, que pueden resultar significativos.

El profesor Paul Ehrlich, de la Universidad de Stanford en USA, ha visto cómo los insectos desaparecen de primera mano, a través de su trabajo sobre las mariposas en la reserva Jasper Ridge de Stanford. Los estudió por primera vez en 1960, pero todos se habían ido en 2000, en gran parte debido al cambio climático. Ehrlich elogió la revisión y dijo: “Es extraordinario haber examinado todos esos estudios y haberlos analizado tan bien como lo han hecho”. Dijo que las disminuciones particularmente grandes de insectos acuáticos eran sorprendentes. “Pero no mencionan que es la sobrepoblación humana y el consumo excesivo lo que impulsa la erradicación de los insectos, incluido el cambio climático”, dijo. Sánchez-Bayo dijo que recientemente había presenciado la falta de insectos por él mismo. Unas vacaciones familiares recientes involucraron un viaje de 700 km. a través de la Australia rural, pero él nunca tuvo que limpiar el parabrisas, dijo. “Hace años tenías que hacer esto constantemente”.

Fuente original: The Guardian.

Traducido por: Irene Menchero.