El número de insectos cae en picado… y amenaza el equilibrio de la naturaleza.

La tasa de extinción de insectos es ocho veces más rápida que la de los mamíferos, aves y reptiles. Fotografía: Cortesía de Entomologisher Verein Krefeld.

Los insectos del mundo se están precipitando por el camino de la extinción, amenazando con un “colapso catastrófico de los ecosistemas de la naturaleza”, según el primer estudio científico mundial. Según el análisis, más del 40% de las especies de insectos están disminuyendo y un tercio está en peligro de extinción. La tasa de extinción es ocho veces más rápida que la de los mamíferos, aves y reptiles. La masa total de insectos está cayendo un 2,5% por año, según los mejores datos disponibles, lo que sugiere que podrían desaparecer en un siglo.

El planeta se encuentra al comienzo de una sexta extinción masiva en su historia, con enormes pérdidas ya reportadas en animales más grandes que son más fáciles de estudiar. Pero los insectos son, con mucho, los animales más variados y abundantes, y superan a la humanidad en 17 veces. Son “esenciales” para el buen funcionamiento de todos los ecosistemas, dicen los investigadores, como alimento para otras criaturas, polinizadores y recicladores de nutrientes. Los colapsos de la población de insectos se han reportado recientemente en Alemania y Puerto Rico, pero la revisión indica que la crisis es global. Los investigadores expusieron sus conclusiones en términos inusualmente contundentes para un artículo científico revisado por pares: “Las tendencias [de los insectos] confirman que el sexto evento de extinción importante está impactando profundamente en las formas de vida en nuestro planeta. “

A menos que cambiemos nuestras formas de producir alimentos, los insectos en su conjunto irán por el camino de la extinción en unas pocas décadas”, escriben. “Las repercusiones que esto tendrá para los ecosistemas del planeta son catastróficas por decir lo menos”.

El análisis, publicado en la revista Biológica Conservación, dice que la agricultura intensiva es el principal impulsor de las disminuciones, particularmente el uso intensivo de pesticidas. La urbanización y el cambio climático también son factores significativos. “Si las pérdidas de especies de insectos no pueden detenerse, esto tendrá consecuencias catastróficas tanto para los ecosistemas del planeta como para la supervivencia de la humanidad”, dice Francisco Sánchez-Bayo, de la Universidad de Sydney, Australia, quien escribió la reseña con Kris Wyckhuys de la Academia China de Ciencias Agrícolas en Beijing.

La tasa de pérdida anual del 2.5% en los últimos 25 a 30 años es “impactante”, dijo Sánchez-Bayo al diario The Guardian: “Es muy rápido. En 10 años tendrás un cuarto menos, en 50 años solo quedará la mitad y en 100 años no tendrás ninguno “. Uno de los mayores impactos de la pérdida de insectos es en las muchas aves, reptiles, anfibios y peces que comen insectos. “Si se quita esta fuente de alimento, todos estos animales mueren de hambre”, dijo. Tales efectos en cascada ya se han visto en Puerto Rico, donde un estudio reciente reveló una caída del 98% en insectos terrestres durante 35 años.

El nuevo análisis seleccionó los 73 mejores estudios realizados hasta la fecha para evaluar la disminución de insectos. Las mariposas y las polillas están entre los más afectados. Por ejemplo, el número de especies de mariposas generalizadas disminuyó en un 58% en las tierras de cultivo en Inglaterra entre 2000 y 2009. El Reino Unido ha sufrido la mayor caída de insectos registrada en general, aunque probablemente sea el resultado de un estudio más intenso que la mayoría de los lugares.

Las abejas también se han visto seriamente afectadas, ya que solo la mitad de las especies de abejorros encontrados en Oklahoma en USA en 1949 estaban presentes en 2013. El número de colonias de abejas en USA fue de 6 millones en 1947, pero desde entonces se han perdido 3.5 millones. Hay más de 350,000 especies de escarabajos y se cree que muchas han disminuido, especialmente los escarabajos peloteros.

Pero también hay grandes lagunas en el conocimiento, y se sabe muy poco acerca de muchas moscas, hormigas, pulgones, insectos y grillos. Los expertos dicen que no hay razón para pensar que estén yendo mejor que las especies estudiadas. Un pequeño número de especies adaptables está aumentando en número, pero no lo suficiente como para superar las grandes pérdidas. “Siempre hay algunas especies que aprovechan el vacío dejado por la extinción de otras especies”, dijo Sánchez-Bayo. En USA, el abejorro común del este está aumentando debido a su tolerancia a los pesticidas.

La mayoría de los estudios analizados se realizaron en Europa occidental y USA, con algunos que van desde Australia a China y desde Brasil a Sudáfrica, pero muy pocos existen en otros lugares. “La principal causa del declive es la intensificación agrícola”, dice Sánchez-Bayo. “Eso significa la eliminación de todos los árboles y arbustos que normalmente rodean los campos, por lo que hay campos llanos y desnudos que se tratan con fertilizantes sintéticos y pesticidas”. Afirma que la desaparición de los insectos parece haber comenzado a principios del siglo XX. , se aceleró durante las décadas de 1950 y 1960 y alcanzó “proporciones alarmantes” en las últimas dos décadas. Piensa que las nuevas clases de insecticidas introducidas en los últimos 20 años, incluidos los neonicotinoides y el fipronil, han sido particularmente dañinas, ya que se usan de forma rutinaria y persisten en el medio ambiente: “Esterilizan el suelo, matando todas las larvas”. Esto tiene efectos incluso en reservas naturales cercanas; el 75% de las pérdidas de insectos registradas en Alemania fueron en áreas protegidas.

El mundo debe cambiar la forma en que produce alimentos, dice Sánchez-Bayo, y señala que las granjas orgánicas tenían más insectos y que el uso ocasional de pesticidas en el pasado no causó el nivel de disminución observado en las últimas décadas. “La agricultura intensiva a escala industrial es la que está matando los ecosistemas”, dijo. En los trópicos, donde la agricultura industrial a menudo aún no está presente, se cree que el aumento de las temperaturas debido al cambio climático es un factor importante en la disminución. Las especies allí se han adaptado a condiciones muy estables y tienen poca capacidad de cambio, como se ve en Puerto Rico. Sánchez-Bayo dijo que el lenguaje inusualmente fuerte usado en la revisión no era alarmista. “Queríamos realmente despertar a la gente” y los revisores y el editor estuvieron de acuerdo, dijo. “Cuando se considera que el 80% de la biomasa de insectos ha desaparecido en 25-30 años, es una gran preocupación”.

Otros científicos están de acuerdo en que es evidente que las pérdidas de insectos son ahora un problema global grave. “La evidencia apunta en la misma dirección”, dice el profesor Dave Goulson de la Universidad de Sussex en el Reino Unido. “Debe ser una gran preocupación para todos nosotros, ya que los insectos están en el corazón de cada red alimenticia, polinizan la gran mayoría de las especies de plantas, mantienen el suelo saludable, reciclan los nutrientes, controlan las plagas y mucho más. Ámalos o detéstalos, nosotros los humanos no podemos sobrevivir sin insectos.

Matt Shardlow, de la organización benéfica para la conservación Buglife, dice: “Es seriamente preocupante ver esta recopilación de evidencia que demuestra el lamentable estado de las poblaciones de insectos del mundo”. “Es cada vez más obvio que la ecología del planeta se está rompiendo y existe la necesidad de un esfuerzo intenso y global para detener y revertir estas tendencias terribles”. En su opinión, la revisión hace demasiado hincapié en el papel de los pesticidas y minimiza el calentamiento global, aunque no se han estudiado otros factores como la contaminación lumínica, que pueden resultar significativos.

El profesor Paul Ehrlich, de la Universidad de Stanford en USA, ha visto cómo los insectos desaparecen de primera mano, a través de su trabajo sobre las mariposas en la reserva Jasper Ridge de Stanford. Los estudió por primera vez en 1960, pero todos se habían ido en 2000, en gran parte debido al cambio climático. Ehrlich elogió la revisión y dijo: “Es extraordinario haber examinado todos esos estudios y haberlos analizado tan bien como lo han hecho”. Dijo que las disminuciones particularmente grandes de insectos acuáticos eran sorprendentes. “Pero no mencionan que es la sobrepoblación humana y el consumo excesivo lo que impulsa la erradicación de los insectos, incluido el cambio climático”, dijo. Sánchez-Bayo dijo que recientemente había presenciado la falta de insectos por él mismo. Unas vacaciones familiares recientes involucraron un viaje de 700 km. a través de la Australia rural, pero él nunca tuvo que limpiar el parabrisas, dijo. “Hace años tenías que hacer esto constantemente”.

Fuente original: The Guardian.

Traducido por: Irene Menchero.

Agricultura Biodinámica

El calificativo “biodinámica” significa que se trabaja de acuerdo con las energías que crean y mantienen la vida. La palabra biodinámica, parte de dos palabras griegas: “bios”, vida y “dynamis” fuerza. 



La agricultura biodinámica es un método de agricultura ecológica que abarca todos los aspectos de la agricultura: ecológicos, económicos y sociales, ya que considera las explotaciones agrarias como organismos complejos. Hace hincapié en la interrelación entre suelos, plantas y animales, tratando el conjunto como un sistema de equilibrio, evitando en la medida de lo posible intervenciones externas y considerando también a las personas que trabajan los campos como parte de el todo. 

La  biodinámica incluye un amplio abanico de sistemas de trabajo.
Alguno de ellos tienen que ver directamente con la tierra: manejo de estiércol, compostaje, acolchado, uso de determinadas sustancias vegetales, animales y minerales expuestas a ritmos naturales específicos (preparados biodinámicos) para armonizar los procesos vitales en la tierra, uso de cenizas para el control de adventicias y plagas animales, etc… 

También se toman medidas para organizar el paisaje, las rotaciones de cultivos, etc… y se tiene en cuenta cuales son los cultivos asociados más convenientes para cada campo, las influencias que puedan tener unas plantas sobre otras y el seguimiento de un calendario de siembra basado en el movimiento de los astros.


Existe asimismo en la agricultura biodinámica un gran respeto por la vida silvestre, se intenta que los forrajes para los animales sean producidos dentro de la misma finca y se cultivan y estudian las hierbas medicinales, y otros muchos temas relativos al cuidado sano y sostenible de plantas y animales. 

En resumen, se puede decir que la agricultura biodinámica incluye tres aspectos principales:

1. Técnicas sanas de agricultura, sin importar si son antiguas o nuevas.

2. Principios universales como diversificación de cultivos, reciclado, exclusión de químicos, producción y distribución descentralizadas, etc, que son ideas compartidas por otros movimientos de agricultura orgánica ó biológica. Desde los años 20, los agricultores biodinámicos han desarrollado estos principios y han ido introduciendo también otras útiles técnicas tradicionales.

3. Medidas y conceptos específicamente biodinámicos de acuerdo a la enseñanza espiritual de Rudolf Steiner que fue el impulsor de este método de agricultura, mediante una serie de conferencias en 1924, a petición de un grupo de agricultores que estaban preocupados por la creciente degradación de los cultivos, la tierra y el ganado.  


Hoy en día la agricultura biodinámica se practica en más de 50 países en todo el mundo, incluyendo la Argentina.


El movimiento biodinámicotambién tiene un sistema de comercialización de alimentos según su calidad nutritiva, bajo una marca comercial registrada, comercializada por primera vez en 1928 bajo el signo DEMETER


Tanto los alimentos con sello Demeter, como cualquiera que haya sido producido bajo los lineamientos de la agricultura biodinámica son alimentos VIVOS con una calidad nutricional óptima, que el organismo puede reconocer, asimilas y eliminar fácilmente.


Comprar Agroecológico en Zona Norte

Yo prefiero aquellos emprendimientos que tienen una fuerte conciencia ecológica y medioambiental, los que ayudan a las comunidades indígenas y a los pequeños productores que quieren hacer las cosas bien, los que únicamente venden productos locales y estacionales y los que no encarecen el producto innecesariamente. Elijas la opción que elijas, lo que te recomendaría siempre es preguntar. Hablar con los productores, probar los productos y tener diferentes experiencias de compra hasta llegar a encontrar lo que a ti te funciona y puedes sostener en tu sistema familiar. Aquí unas pocas que conozco bien, pero hay muchas más…

Te invito a descubrirlas.

HUERTA EN PUERTA

Ofrecen producción propia de verduras y algunas frutas orgánicas, sin agroquímicos, venenos ni fertilizantes de laboratorio. Trabajan con productores familiares, campesinos y comunidades de pueblos originarios de todo el país. Tienen un sistema comunitario de entregas en NODOS, y ahora ya local de venta directa al público en el barrio de Saavedra.

LA AMISTAD BIOHUERTA

Es una huerta orgánica certificada. Su producción está muy bien elegida, súper seleccionada y maravillosamente entregada para facilitar la limpieza y envasado en casa. Es casi un producto gourmet dentro de lo orgánico.

COMO SIEMPRE ORGÁNICO

Huerta de producción propia, ubicada en Capilla del Señor. Muy buenos productos, muy buenos precios y muy buena vibra.

RUMBO ORGÁNICO

Distribuidores de huerta propia, Paralelo Orgánico y otros productores. La mejor onda, delivery impecable en tiempo y forma, conciencia ecológica y precios razonables para ser intermediarios.

Slow Food

Pertenezco y adhiero al movimiento Slow Food, y junto a otros numerosísimos socios en todo el mundo sostengo el compromiso por una alimentación buena, limpia y justa para todos.

Slow Food es un movimiento internacional nacido en Italia que se contrapone a la estandarización del gusto en la gastronomía, y promueve la difusión de una nueva filosofía que combina placer y conocimiento.

Junto a su fundador, Carlo Petrini, Slow Food trabaja a lo largo y ancho de todo el mundo para proteger la biodiversidad alimentaria, crear vínculos entre productores y consumidores y concienciar a la sociedad de los asuntos urgentes que afectan a nuestro sistema alimentario. Estas iniciativas van desde las actividades comunitarias locales hasta proyectos de mayor envergadura, campañas y eventos coordinados por las sedes nacionales de Slow Food y la sede internacional.

Principales Vías de Actuación:

Defensa de la biodiversidad alimentaria:

  • Baluartes. Apoyan la producción de calidad que está en riesgo de extinción, protegen regiones y ecosistemas únicos, recuperan métodos de elaboración tradicionales y protegen especies nativas y variedades de plantas locales .A día de hoy, más de 13.000 productores están involucrados en más de 500 Baluartes. En Argentina hay 4 Baluartes:
  • Arca del Gusto.  Es un catálogo online de productos en vías de desaparición, que crece cada día recogiendo alertas de personas que ven desaparecer los sabores de su tradición. Hay catalogados más de 4.000 productos en el mundo. En Argentina, hay 132 productos a punto de desaparecer. Para recuperarlos se incentiva ó no su consumo según convenga. https://www.fondazioneslowfood.com/en/nazioni-arca/argentina-en/ Para nominar un producto: https://www.fondazioneslowfood.com/en/what-we-do/the-ark-of-taste/nominations-from-around-the-world/nominate-a-product/
  • Mercados de la Tierra. Una red mundial de mercados de agricultores que respetan la filosofía Slow Food. Aquí se encuentran alimentos de confianza y calidad que se pueden comprar directamente a los productores. Además, los precios son justos tanto para los consumidores como para los productores, por eso ayudan a fortalecer la economía local. No hay en Argentina.
  • Alianza de cocineros. Es una red de chefs que defienden la biodiversidad alimentaria por todo el mundo. Más de 700 cocineros de restaurantes grandes, pequeños y callejeros repartidos en 15 países diferentes apoyan a diario a los pequeños productores, nuestros guardianes de la biodiversidad, utilizando en sus cocinas productos de los Baluartes y del Arca del Gusto, así como frutas, verduras y quesos locales.
  • 10.000 huertos en Africa, buenos, limpios y justos, en escuelas y comunidades africanas, creados, diseñados y gestionados por comunidades africanas, con la idea de concienciar a las generaciones jóvenes y formar una red de líderes africanas conscientes.
  • Etiqueta narrativa, que se propone como una manera de contar la “historia” del producto, para que sepamos de dónde proviene, cómo se cultivó o fabricó, su origen, su especialidad, etc…
Baluarte Slow Food Gran Chaco

Educación Gastronómica: Hay muchos tipos de proyectos educativos: huertos escolares, degustaciones guiadas, visitas a granjas, intercambio generacional de conocimientos, talleres prácticos y comidas con productores. Además, Slow Food abrió la Universidad de Ciencias Gastronómicas en 2004 para ofrecer una perspectiva global sobre el mundo académico de la alimentación.

Eventos Internacionales:

  • AsiO Gusto – celebración bienal de las tradiciones alimentarias de Asia y Oceanía.
  • Cheese – dedicado a la leche en todas sus formas y manifestaciones, se celebra cada dos años en Bra, Italia.
  • Eurogusto – celebración de la comida y la cultura europeas, se celebra cada dos años en Tours, Francia.
  • Terra Madre Indígena – es el encuentro de los representantes de comunidades indígenas y productoras de alimentos de todo el mundo. Realizado por vez primera en Suecia en 2011, el siguiente encuentro tuvo lugar en la India en 2015.
  • Terra Madre y Salone del Gusto – encuentro mundial de la red de Slow Food y Terra Madre, se celebra cada dos años en Turín, Italia.
  • Slow Fish – un evento bienal dedicado a la pesca sostenible y artesanal, tiene lugar cada dos años en Génova, Italia.
  • Terra Madre Day – un día de celebración de la comida local que tiene lugar cada año el día 10 de diciembre, con eventos organizados por comunidades de todo el mundo.
  • Disco Soup. 26 de Abril. Se cocina con “desperdicios” y se ofrece a la comunidad.
XII Edición de Terra Madre

Temas de actualidad: Slow Food participa de forma activa en una serie de asuntos que en la actualidad están afectando a nuestro sistema alimentario.

  • Slow Cheese. Defienden a las comunidades que producen quesos artesanales con leche cruda.
  • Slow Europe. Instan a Europa para que proteja de manera más holística los alimentos y la agricultura.
  • Slow Fish. Promueven la pesca artesanal, de pequeña escala y el cuidado del mar.
  • Bienestar Animal. Animales en libertad y sin dolor.
  • Abejas. Ponen conciencia en el declive de las abejas y piden stop a los pesticidas que las asolan.
  • Agricultura familiar. Reafirmación de la granja familiar como sistema alimentario sostenible para el futuro.
  • Despilfarro alimentario. Limitarlo para alcanzar la sostenibilidad.
  • OMG. Promueven la libre semilla y la alimentación libre de transgénicos.
  • Pueblos indígenas. Promueven el derecho a sus tradiciones y culturas.
  • Acaparamiento de tierras. En contra del Land Grabbing.
  • Slow Meat. Alientan a consumir menos carne, de mejor calidad, a un precio justo para el productor y sabiendo su procedencia.
IX Edición de Slow Fish

Vinos Orgánicos

Un vino orgánico es una muy buena opción para los que nos gusta tomar una rica copa de vino de tanto en tanto. Aunque es bien sabido que el consumo de alcohol no está muy recomendado desde el punto de vista nutricional, el consumo de vino de manera moderada (sobre todo el tinto) tiene ciertos beneficios a nivel cardiovascular y sobre todo es un complemento placentero a nuestra alimentación.
Los vinos orgánicos tienen algunas ventajas más frente al resto y es que no solamente están producidos de manera agroecológica, sin productos químicos ni tóxicos y con una filosofía que respeta el equilibrio medioambiental, sino que hay un enorme cuidado artesanal en todo el proceso de creación de un vino orgánico. Las uvas suelen ser de la máxima calidad, en muchos casos cultivadas con todo el esmero en la propia bodega, respetando el equilibrio del suelo. Las levaduras que utilizan para el proceso de fermentación suelen provenir de las propias uvas y son vinos que están filtrados por medios naturales ó en algunos casos incluso sin filtrar. Y otro de los beneficios importantes es que son muy bajos en sulfitos ó carecen de ellos.

Muchas bodegas son de Mendoza como Domaine Bousquet, Finca Dinamia, Krontiras, Vinecol, Pulmary, Familia Boarelli, Colomé, Chakana, Familia Cecchin, Andalhue,  Alto Salvador, Alpamanta, Finca La Rosendo y Bodega Oralia pero hay algunas también en Calafate como Nanni y AmalayaLa Riojana, sin embargo es de La Rioja y además de vino produce unos aceites orgánicos espectaculares. Y también Vinos Abaucan, en Catamarca.
Varias de estas bodegas son además biodinámicas y en algún caso han servido para recuperar terrenos totalmente desérticos ó incultivables y que ahora se han convertido en verdaderos oasis.

En casi todas ellas pude encontrar los varietales de siempre como Malbec, Cavernet Sauvignon, Syrah, Bonarda y Tempranillo, para los blancos Torrontes, Sauvignon Blanc y Chardonnay y también el Malbec Rosé.

Todos los años se celebra la Feria de Vinos Orgánicos en Buenos Aires, una buena excusa para probarlos.