¿Es sano el chocolate?

El cacao contiene más de 300 potentes químicos y antioxidantes que brindan numerosos beneficios para la salud, cuando se consume sin leche y azúcar.

El cacao, como el café, se fermenta. Esto, además de preservarlo y ayudar a su digestibilidad, lo vuelve energéticamente “caliente” . Por ello sería más conveniente su consumo durante la estación invernal.

Además, el cacao tiene la capacidad de aumentar la serotonina, menos disponible en las estaciones frías y sus propiedades de “calentamiento” pueden ayudar a combatir los resfriados.

El cacao se cosecha principalmente cerca del ecuador durante los meses cálidos y secos. Como todas las frutas, el sabor amargo natural del cacao es refrescante y luego de procesado y fermentado, se torna más sabroso y más cálido.

¿Qué tiene el chocolate, que gusta tanto?

El cacao tiene un efecto potente en nuestra mente y cuerpo en muchos niveles, según diversos estudios.

  • Libera ENDORFINAS en el cerebro que pueden brindar sentimientos de euforia y comodidad.
  • Contiene TEOBROMINA, que curiosamente, es tanto un estimulante como un sedante.
  • Ya conoces la CAFEÍNA, un estimulante, componente clave del chocolate.
  • Es rico en TRIPTÓFANO, precursor de la SEROTONINA, un antidepresivo natural. Esta reacción química tiene lugar en el tracto intestinal, lo que puede explicar en parte por qué el efecto feliz del chocolate es tan instantáneo.
  • Es rico en FENILETILAMINA, la “droga del amor”.
  • Contiene ANANDAMIDA, que proviene de la palabra sánscrita ananda (felicidad). Este químico es muy similar al THC, el componente activo de la marihuana.
  • Y tiene dos sustancias químicas que inhiben o desaceleran la descomposición de la anandamida, lo que permite que el efecto se mantenga durante horas.

¿Porqué dicen que es bueno para la salud?

Por sus flavonoides saludables para el corazón. Estos flavonoides son los mismos componentes que le dan al vino tinto, las uvas y las bayas su color oscuro y su efecto antioxidante.

  • Curiosamente, en todos los estudios, el chocolate blanco (sin flavonoides) no ofreció ninguno de los beneficios cardiovasculares vistos en el chocolate negro.
  • Un estudio de control en Italia mostró que el riesgo de infarto estaba asociado de manera inversa al consumo de cacao, alcanzando una disminución del 77% en el riesgo para aquellos que consumían.
  • En otro estudio, 34.000 mujeres posmenopáusicas con una dieta rica en flavonoides tuvieron un riesgo 22% menor de desarrollar enfermedad de la arteria coronaria y en otro los hombres que consumieron altas cantidades de cacao (2,3 g / día) tuvieron un riesgo 50% menor de desarrollar enfermedades cardiovasculares en comparación con los que no.
  • Los resultados de un metaanálisis de nueve estudios observacionales con 157.809 participantes sugieren una reducción significativa en el accidente cerebrovascular y la mortalidad cardiovascular en los que comieron más chocolate en comparación con los que no consumieron.

¿Cual es el problema entonces?

  • EL AZÚCAR: 40 gr. de chocolate negro al 70% contienen unos 12 grs. de azúcar y la versión con leche unos 20 grs. de azúcar. En su mayoría el chocolate, aunque sea oscuro está cargado con azúcar. Mientras que un mayor contenido de cacao indica un menor contenido de azúcar, todavía es demasiado. Si no hay problema de diabetes una medida razonable serían una o dos piezas pequeñas en un mismo día del chocolate más oscuro que toleres, como máximo. Y es mejor no tener el estómago vacío, ya que actuará como un estimulante más agresivo.
  • LA LECHE: Interfiere con la capacidad que tiene el cuerpo para absorber los antioxidantes benéficos.
  • SU PROCESADO: Como se señala en el artículo de la revista Oxidative Medicine and Cellular Longevity, los nutrientes que se encuentran en el cacao crudo se modifican y se destruyen fácilmente a través del procesamiento.
  • LOS ADITIVOS: Reguladores de acidez, Emulsionantes, Aromatizantes, Edulcorantes, Agentes de Glaseado, etc… Algunos de ellos están considerados como peligrosos para la salud.
  • EL EXCESO: Las cantidades de chocolate que producen la mayoría de los efectos terapéuticos son muy pequeñas. Demasiados estimulantes “saludables” como el café negro, el cacao, el té, las bebidas energéticas y los dulces nunca son una buena idea. Hacemos un gran esfuerzo para calmar y silenciar la mente, mientras que aportamos gran cantidad de alimentos para estimularla.

El chocolate puede convertirse en una vía de satisfacción rápida por lo que sería recomendable que se consuma lo más puro posible, de manera terapéutica, en pequeñas cantidades y no como un hábito diario.

Fuentes: Dr. John Douillard / Dr. Mercola

Hoy comienza el Otoño

Hoy empieza el otoño y nos regala un día soleado.

Comienzan a cambiar también las frutas y verduras de estación, podremos observar que escasean ya las últimas frutas bien maduras del verano (duraznos, ciruelas, uvas y algunos cítricos ya muy dulces y cargados de sol) y que han empezado a aparecer ya algunas otras variedades de pera ó manzana más propias de los climas frescos.

Hay que esperar para los primeros limones, naranjas y mandarinas que estarán más ácidos y más llenos de vitamina C, para ayudarnos a contrarrestar los primeros fríos.

En los vegetales también observamos la desaparición del rico tomate rojo y maduro y del fresco pepino para dar paso a verduras más “terrenales” y calentitas como los zapallos, zuccini, zanahorias, papas y nabos. También las hojas verdes estarán más vivas sin tanto calor.

EL ARCA DEL GUSTO ARGENTINA. Tomate de Monte.

El Arca del Gusto es un catálogo online en continuo crecimiento, creado por Slow Food, y que recoge aquellos alimentos en vías de desaparición que por su cultura e historia gastronómica no deberían perderse.
En Argentina son ya 135 los alimentos registrados.
¿Quieres saber cuales son? 
Te invito a conocer algunos de ellos…

Sima, tomate de La Paz, tomate de Lima, pepino de bosque, tomate de árbol, berenjena, sachatomate, yuncatomate, tomate silvestre, gallinazo, tomate de palo, chimango de tomate, tomate de serra, tamarillo.

Nativo de la ecorregión de las Yungas, el tomate de monte (Solanum betaceum) es un fruto de sabor agridulce con una coloración que va desde el anaranjado hasta el rojizo, de forma alargada a ovoide, variable de acuerdo al origen de las poblaciones.

El fruto presenta propiedades nutricionales, fuente de vitaminas y carotenos, además de rico en fibras y bajo contenido de azúcares. También es considerado un alimento funcional porque contiene polifenoles, fibras y antocianinas que tienen un efecto benéfico para la salud.

Según los especialistas, era consumido tradicionalmente por las poblaciones originarias, quienes la recolectaban o bien cultivaban mediante un proceso sencillo de domesticación, por lo que aún hoy se pueden encontrar plantas en huertos o en jardines familiares del Pedemonte tucumano.

Se puede comer crudo y cocinado, aunque la piel siempre se elimina debido a su sabor amargo. Cuando están maduros, se comen crudos como una fruta fresca. Por lo general, se cortan por la mitad y la pulpa se extrae y se consume directamente con las semillas que son suaves y comestibles. Pero también se puede utilizar en la preparación de conservas, mermeladas, postres, pasteles, purés de frutas, helados, jugos, ensaladas de frutas o incluso reemplazar los tomates verdes en ensaladas y sándwiches. Se puede consumir en almíbar como postre, que se prepara cociendo brevemente en agua las frutas enteras con sus tallos, para suavizar su piel. Después de preparar una mezcla de miel, canela y clavo de olor, las frutas peladas se agregan y se dejan hervir hasta que alcancen la consistencia adecuada.

En su estado pre-maduro, cuando las frutas toman el color naranja, el tomate de monte se utiliza para preparar una salsa de chile, picante, que se suele consumir como aperitivo. Se asa ligeramente a la parrilla, lo que facilita la remoción de la cáscara (exocarpio), luego se muele con ají y sal. También se usa para preparar guisos.

Y no debe olvidarse su importancia en la medicina tradicional andina, región de la que es originaria. Esta especie se estableció en los Andes sudamericanos en lugares de 1800 a 3000 metros sobre el nivel del mar y ahora se encuentra dispersa en todo el mundo. Se sabe que el tomate de monte se cultivó desde la época prehispánica, del siglo XII al XVII, y se han descubierto modelos de arcilla de la fruta en las tumbas prehispánicas.

Actualmente se cultiva desde el norte de Argentina (en las provincias de Jujuy, Salta y Tucumán) hasta México, el Caribe y el sur de Brasil, donde generalmente se encuentra en cercas, patios y pequeños jardines y se extiende también a áreas subtropicales como Nueva Zelanda, el sur de Europa y áreas tropicales de otros continentes como India, Nepal y el sudeste de Asia. Sin embargo, se considera hoy en día extinto como un cultivo comercial. Las poblaciones silvestres son pequeñas y solo se pueden encontrar en áreas restringidas de Argentina, pero la fruta a veces se vende en mercados regionales donde todavía se consume regularmente.

El Arca del Gusto alcanza los 5.000 productos

El Arca del Gusto, de Slow Food, es un gran catálogo online de alimentos olvidados y en riesgo de extinción que pertenecen a la cultura, a la historia y a las tradiciones locales de cada rincón del planeta. El Arca registra estos productos bajo categorías diversas (animales, fruta, verdura, conservas, quesos, etcétera) y constituye un recurso único para el que esté interesado a redescubrir y promover el gran patrimonio de biodiversidad alimentaria que ha construido la humanidad a lo largo de los siglos.

En sus 22 años de vida, el Arca ha acogido a pasajeros de 150 países: desde la patata Makah Ozette de los Estados Unidos hasta el cardamomo Itxan de Guatemala; desde el ræstur fiskur (un pescado fermentado y seco) de las Islas Feroe hasta el maqaw, una especie de pimienta de montaña cosechada por los nativos atayales de Taiwán. Argentina cuenta en la actualidad con 135 productos en el Arca del Gusto, entre ellos la Chirimoya, el Queso Banquete y el Piñón de Araucaria.

La miel de Tapoa ha sido elegida como el producto número 5.000 del Arca, por tanto, para dar un claro mensaje de solidaridad a todos los agricultores y productores que defienden sus tradiciones alimentarias y, a través de ellas, la biodiversidad agroalimentaria, a pesar de las crecientes dificultades debidas al terrorismo y la inestabilidad política que afectan a varios países africanos. También es significativo que se haya escogido el fruto del trabajo de las abejas, el símbolo más evidente de los riesgos que corremos con la alteración cada vez más grave de los equilibrios naturales.

Ghee

El Ghee es un alimento, derivado de la manteca, que se viene usando desde hace siglos en la cocina India y de algunos lugares de Asia. Es también muy apreciado en la medicina Ayurveda por sus propiedades medicinales.

Una de sus mejores cualidades es su delicioso sabor, profundo y con toques tostados y aromas de nuez. Todo lo que untas ó cocinas con Ghee adquiere ese delicado tenor cremoso y dulzón que recuerda a la cocina francesa.
Sin embargo, su sabor no es su cualidad más importante.

  • Es una de las grasas más “seguras” para cocinar, aportando una gran estabilidad frente a las altas temperaturas. Soporta incluso hasta los 250 grados.
  • Es más fácil de digerir para las personas intolerantes a la lactosa y a la caseína.
  • Aumenta la vida útil de la manteca, además de que no es necesario el frío para su conservación. Puede durar hasta 6 meses.
  • Sus propiedades nutricionales son fantásticas, siempre que la manteca de base se haya producido con leche de vacas alimentadas a pasto y libres de agrotóxicos.
  • Contiene ácidos grasos esenciales (acido butírico y ácido linoléico conjugado). Ambos importantes para la salud digestiva, coronaria y la prevención de enfermedades, como el cáncer.
  • Es rico en Vitamina A y contiene pequeñas cantidades de vitamina E, vitamina D, vitamina E, vitamina K, vitamina B2, vitamina B12, ácido fólico, colina, calcio, magnesio, fósforo, potasio y selenio. (Info nutricional).
  • También es reconocido por sus aplicaciones tópicas, para el cuidado y salud de la piel.

Hacerlo en casa en facilísimo!! Ahí va la receta….

  1. Busca una manteca de vacas de pastura.
  2. Usa una olla de acero inoxidable, con un volumen no muy superior al de la cantidad de manteca que vayas a usar.
  3. Calienta la manteca a fuego bajo/medio hasta que forma espuma. Esta se puede ir retirando para tener mejor visibilidad durante el proceso.
  4. Cuando hierve vivamente esperar, sin bajar ni subir el fuego, hasta que el burbujeo comience a disminuir.
  5. La manteca empezará a “clarificarse”, haciéndose más transparente. Cuando veas el fondo de la olla apago el fuego.
  6. Cuela con lienzo ó colador muy fino en frasco de vidrio y deja enfriar.

O puedes mirar también este video de Alimento y Conciencia.

Algunos consejos:

  • Al igual que todo alimento, por muy saludable que sea, consúmelo con moderación.
  • Si lo vas a comprar ya elaborado, averigua qué tipo de manteca usaron.
  • Si te animas a hacerlo en casa, puedes sumar hierbas aromáticas ó condimentos al principio del proceso de clarificado.
  • Regala Ghee, regalarás salud.

EL ARCA DEL GUSTO ARGENTINA – La Chirimoya

La chirimoya es una de las llamadas “cosechas perdidas de los Incas”. Es el fruto de un árbol de la familia de los Annonaceae, que suele alcanzar los 7,5 u 8 m. de altura. Sus frutos son muy delicados, con una vida limitada, por lo tanto, deben ser recogidos cuando no están maduros y transportados y almacenados con gran cuidado.

Generalmente se consume como fruta fresca, es cremosa, jugosa y con un alto contenido de azúcar. Debe estar bien madura para ser consumida, cuando está suave si presionas la piel suavemente con el dedo. Se come partiéndola por la mitad, eliminando su núcleo, que es amargo y comiendo la pulpa con cuchara, evitando piel ó semillas. También se puede usar para hacer helados, jugos, yogurt y repostería.

Es muy nutritiva, rica en carbohidratos, minerales (fósforo y potasio), agua, fibra y varias vitaminas, especialmente la C. Ha habido también discusión sobre la habilidad de esta fruta de crear GABA(ácido gamma-amino butírico), un neuroquímico conocido como “aminoácido eufórico” por sus efectos calmantes y que alivian en dolor de cabeza pero mucha gente disfruta de esta fruta por esta razón.

Por el contrario, sus semillas no se deben consumir porque son muy tóxicas. En el México rural, éstas se tuestan, pelan, pulverizan y mezclan con agua ó leche para inducir el vómito. Mezclado con grasa, se dice también que el polvo de semilla de chirimoya mata los piojos y también cura infecciones de parásitos en la piel.

La chirimoya es originaria del norte de Argentina, además de Perú, Ecuador, Colombia y Bolivia y fue cuidadosamente cultivada por los pueblos indígenas de Latinoamérica siendo muy importante para ellos y después se fue extendiendo por América Central y del Sur, hasta la llegada de los conquistadores que la llevaron a España, Portugal, Italia, Egipto y Palestina y finalmente al resto del mundo.


Sin embargo hoy día esta fruta está siendo casi totalmente ignorada por la agricultura convencional y su cultivo se lleva a cabo sólo en escala familiar y para un grupo limitado de consumidores fuera de la región. Los árboles de chirimoya de Argentina son generalmente silvestres y crecen en jardines y plazas, especialmente en la provincia de Salta. La producción actual todavía se obtiene con métodos agrícolas tradicionales, con un rendimiento muy bajo por área y principalmente para consumo familiar y local. Su cultivo se extendió recientemente a Brasil y Colombia, pero su escala comercial todavía es muy limitada y no hay industria desarrollada para ello, aunque existen algunas plantaciones comerciales en España, Chile, EE.UU., Australia e Israel.


Estudios sobre la Chirimoya

Usada en la medicina tradicional mexicana por sus propiedades ansiolíticas, anticonvulsivas y calmantes, la chirimoya fue estudiada para su posible uso en el desarrollo de medicinas para los problemas de depresión. Pruebas repetidas en un contexto de laboratorio produjeron efectos parecidos a los antidepresivos en ratones.

Receta rápida de Chirimoya

  • 1/2 chirimoya
  • 1 vaso de yogurt natural orgánico
  • Nueces picadas

Mezclar la pulpa de la chirimoya en un bol para el desayuno y cubrir con yogurt natural y nueces.


Remolacha Lacto-Fermentada

¿Te gustan las remolachas?
¿Su sabor te parece dulce?
¿Reconoce tu paladar los matices del sabor de la tierra donde crecen?
Si quieres transformar y potenciar sus sabores sólo necesitas unos millones de bacterias, algunos condimentos y un poco de tiempo.
Si las amas tanto como yo… sigue leyendo.

Pickle de Remolacha Rallada

Preparación: 5 minutos
Fermentación: 7 días
Ingredientes
3 remolachas grandes ó 4 pequeñas
1 ó 2 dientes de ajo
1 cta. de kummel ó alcaravez
salmuera de sal rosada
Instrucciones
Disuelve 2 cdas. de sal rosada en un litro de agua para preparar la salmuera.
Pela y corta las remolachas en finas tiritas.
Pela y corta los ajos en finas tiritas.
Coloca los condimentos en el fondo de un frasco de boca ancha y un litro de capacidad. Después las remolachas y por último añade la salmuera.
Asegúrate que todos los vegetales quedan cubiertos por el líquido, colocando un peso sobre ellos (piedra, frasco, bolsa de agua u hojas de algún otro vegetal.
Cubre el frasco con un lienzo y deja fermentar a temperatura ambiente por unos 7 días.
Abre el frasco, pruébalas y si son ya de tu agrado, consérvalas con tapa cerrada en la heladera.

Pickle de Remolacha al Romero

Preparación: 5 minutos
Fermentación: 10-15 días
Ingredientes
3 remolachas grandes ó 4 pequeñas
2 ó 3 ramitas de romero fresco ó desecado
salmuera de sal rosada
Instrucciones
Disuelve 2 cdas. de sal rosada en un litro de agua para preparar la salmuera.
Pela y corta las remolachas en rodajas finas.
Coloca los condimentos en el fondo de un frasco de boca ancha y un litro de capacidad. Después las remolachas y por último añade la salmuera.
Asegúrate que todos los vegetales quedan cubiertos por el líquido, colocando un peso sobre ellos (piedra, frasco, bolsa de agua u hojas de algún otro vegetal.
Cubre el frasco con un lienzo y deja fermentar a temperatura ambiente por unos 15 días.
Abre el frasco, pruébalas y si son ya de tu agrado, consérvalas con tapa cerrada en la heladera.

Curiosidades sobre la Remolacha….

  • La raíz de remolacha ó remolacha de “mesa” es de la misma familia que la remolacha azucarera pero son genética y nutricionalmente diferentes. La azucarera es blanca y se usa para extraer azúcar que después es procesado. Sin embargo, no puedes extraer azúcar de la raíz de remolacha, que suele ser de color casi rojo ó dorado.
  • El jugo de remolacha es uno de las fuentes más ricas en antioxidantes y nitratos naturales. Los nitratos (no confundir con los nitritos) son compuestos que mejoran el flujo sanguíneo por todo el cuerpo, incluyendo el corazón, cerebro y músculos.
  • Desde el s. XVI se viene usando el jugo de remolacha como tinte natural. Ya en el s. XIX. en Inglaterra, las mujeres victorianas usaban el jugo de remolacha para teñirse el cabello. Se puede usar también para teñir alimentos, tanto salados como dulces, de manera natural.
  • Algunas personas experimentan tras el consumo de remolachas un enrojecimiento de la orina. Aunque no es dañino, puede ser un indicador de deficiencia, exceso ó problemas de metabolismo con el hierro. Si te sucede, consulta a tu médico.
  • Las remolachas son ricas en fibra, que ayuda a la saciedad y a la regularidad.

Espárragos Lacto-Fermentados

Ahora que comienzan a aparecer los primeros espárragos, verdes, crocantes y deliciosos, una de las maneras que más me gusta consumirlos es fermentados. No sólo se aprovecha el espárrago en su totalidad si no que conserva intactos todos sus nutrientes.

Los espárragos son uno de los vegetales más balanceados. Bajos en grasa, colesterol y sodio y altos en fibra, vitaminas A, E y K, tiamina, riboflavina, niacina y B6,  y algunos importantes minerales como magnesio, zinc, selenio, hierro, cobre y manganeso. Son además una excelente fuente de ácido fólico o vitamina B9, aportando una porción el 60% de la dosis diaria recomendada, tan necesario para la reproducción celular y para mantener sano nuestro corazón.

¿Cómo los preparo?

Primero hago la salmuera donde los voy a sumergir después: 2 cucharadas de sal por litro de agua, ambos de la mejor calidad que puedas conseguir. Dejar disolver la sal y reservar.

Corto algunas zanahorias en bastones, unas rodajitas de limón y preparo los condimentos, unas hojitas de laurel, un poco de pimienta, unos dientes de ajo pelados y algunas aromáticas que tenga en casa.

Tras enjuagarlos, corto los espárragos a la medida del frasco, asegurándome que queda un espacio como de 3 dedos entre el final del espárrago y el borde del frasco (justamente no como en la foto, que están bien al borde). *Un truco: Si cortamos el espárrago a la mitad y separamos las puntas de los tallos podemos hacer 2 frascos que tendrán después diferentes tiempos de fermentación, más corto para las puntas y más largo para los tallos que son algo más duros.

Pongo en el fondo del frasco un par de dientes de ajo, la pimienta y las hierbas aromáticas. Después voy colocando los espárragos junto con los bastones de zanahorias, bien encajados de manera que no floten cuando pongo la salmuera y les añado un par de rodajitas de limón y 2 hojas de laurel en los laterales del frasco.

Una vez están todos los ingredientes lleno el frasco con la salmuera, unos cm. por arriba de los vegetales. Lo más importante es que no quede nada fuera de la salmuera, el contacto con el aire de los vegetales durante la fermentación puede llegar a estropear el cultivo!!

Ahora falta lo último, colocar un “cierre” para justamente evitar que los vegetales se salgan del líquido durante el transcurso de la fermentación, puede ser una capa de hojas de algún otro vegetal (repollo, acelgas, etc…), un frasco más pequeño con un peso que encaje bien ó una bolsita de plástico rellena de agua. Lo importante es que todo quede bien cubierto. Y a esperar….El tiempo depende del grosor de los espárragos, del tamaño del frasco, de lo que a cada uno le gusta… pero a partir de los 10 días normalmente ya se pueden empezar a consumir, están aún crocantes, frescos y riquísimos!!! Y se pueden dejar más días hasta el punto de fermentación que más nos satisfaga el paladar, siempre van a ser una buena opción, solos ó acompañando alguna otra receta. 

EL ARCA DEL GUSTO ARGENTINA – El piñon de Araucaria

El Arca del Gusto es un catálogo online en continuo crecimiento, creado por Slow Food, y que recoge aquellos alimentos en vías de desaparición de casi todos los países del mundo. Sabores de la infancia, cultura e historia gastronómica que no deberían perderse.
El Arca señala la existencia de estos productos, llama la atención sobre el riesgo de extinción en pocas generaciones e invita a tomar medidas para ayudar a protegerlos. En algunos casos esto puede ser comprándolos ó consumiéndolos, en algunos contando su historia y apoyando a sus productores, y en otros, como es el caso de especies silvestres amenazadas, podría significar comer menos ó ninguna de ellas para preservarlas y favorecer su reproducción.
¿Sabías que sólo en Argentina hay 133 productos registrados en el Arca del Gusto? Me encantaría conocerlos todos y que todos podamos ayudar a que no desaparezcan.

Hoy, y seguramente no por casualidad, me ha llamado la atención el PIÑÓN, semilla de la Araucaria Araucana ó Pehuen, un majestuoso árbol autóctono de la Argentina, en la provincia de Neuquén y del sur de Chile.
Es una semilla extremadamente nutritiva, alimento básico para la comunidad mapuche, que la consume hervida ó tostada. También utilizan los piñones para producir bebidas fermentadas, puré, la cazuela (sopa tradicional), las empanadas y los sopaipillas.

Los piñones se cosechan en Abril y Mayo. Los recolectores suelen esperar hasta que los conos -que están a una altura de más de 20 m.- caen al suelo, ó los golpean con una cuerda con una piedra ó un poste con un extremo curvado hasta hacerlos caer. Otros recolectores suben por los árboles para sacudir las ramas hasta que se rompan. Los mapuches lo consideran un árbol sagrado capaz de poner en contacto a los seres humanos con los espíritus y darles paz interior. En el pasado los piñones se comían dentro de las familias y se utilizaban como medio de permuta que permitía a la comunidad obtener maíz y trigo, cereales difíciles de cultivar en esta zona debido al clima.

A comienzos del s. XIX comenzó la grave degradación de las áreas de Araucaria Auracana para proporcionar áreas abiertas para la ganadería y comenzaron a escasear estas valiosas semillas, que sin embargo son legendarias. Cuentan que las hizo crecer el dios mapuche Nguenechén y dieron nombre a un pueblo encantado y lleno de montañas, Villa Pehuenia, donde a día de hoy los niños las comen tostadas a diario en las escuelas y sus habitantes siguen preparando los piñones tostados, hasta lograr harina para panes, alfajores y pastas; y hervidos ó fermentados, esta última técnica como base de la producción del muday ó chicha. También se pueden mezclar en un salteado con hongos ó hacerse licor, jalea ó pasta dulce.

Han sido incluso la estrella de algún Festival de Cocina de la Patagonia y algunos chefs argentinos, como Mariano Ramón, se han interesado por ellas para sus creaciones culinarias. Sin embargo, estas maravillosas semillas siguen cayendo en el riesgo de ser olvidadas, como la propia comunidad mapuche, y al mismo tiempo corren peligro de sobreexplotación, debido a la escasez de Araucarias y la lentitud con la que estas crecen.
Desde aquí mi pequeño homenaje a la mágica y curativa Araucaria, sus semillas y la comunidad mapuche.

Arepa de Piñon de Peuhén de Mariano Ramón