Ghee

El Ghee es un alimento, derivado de la manteca, que se viene usando desde hace siglos en la cocina India y de algunos lugares de Asia. Es también muy apreciado en la medicina Ayurveda por sus propiedades medicinales.

Una de sus mejores cualidades es su delicioso sabor, profundo y con toques tostados y aromas de nuez. Todo lo que untas ó cocinas con Ghee adquiere ese delicado tenor cremoso y dulzón que recuerda a la cocina francesa.
Sin embargo, su sabor no es su cualidad más importante.

  • Es una de las grasas más “seguras” para cocinar, aportando una gran estabilidad frente a las altas temperaturas. Soporta incluso hasta los 250 grados.
  • Es más fácil de digerir para las personas intolerantes a la lactosa y a la caseína.
  • Aumenta la vida útil de la manteca, además de que no es necesario el frío para su conservación. Puede durar hasta 6 meses.
  • Sus propiedades nutricionales son fantásticas, siempre que la manteca de base se haya producido con leche de vacas alimentadas a pasto y libres de agrotóxicos.
  • Contiene ácidos grasos esenciales (acido butírico y ácido linoléico conjugado). Ambos importantes para la salud digestiva, coronaria y la prevención de enfermedades, como el cáncer.
  • Es rico en Vitamina A y contiene pequeñas cantidades de vitamina E, vitamina D, vitamina E, vitamina K, vitamina B2, vitamina B12, ácido fólico, colina, calcio, magnesio, fósforo, potasio y selenio. (Info nutricional).
  • También es reconocido por sus aplicaciones tópicas, para el cuidado y salud de la piel.

Hacerlo en casa en facilísimo!! Ahí va la receta….

  1. Busca una manteca de vacas de pastura.
  2. Usa una olla de acero inoxidable, con un volumen no muy superior al de la cantidad de manteca que vayas a usar.
  3. Calienta la manteca a fuego bajo/medio hasta que forma espuma. Esta se puede ir retirando para tener mejor visibilidad durante el proceso.
  4. Cuando hierve vivamente esperar, sin bajar ni subir el fuego, hasta que el burbujeo comience a disminuir.
  5. La manteca empezará a “clarificarse”, haciéndose más transparente. Cuando veas el fondo de la olla apago el fuego.
  6. Cuela con lienzo ó colador muy fino en frasco de vidrio y deja enfriar.

O puedes mirar también este video de Alimento y Conciencia.

Algunos consejos:

  • Al igual que todo alimento, por muy saludable que sea, consúmelo con moderación.
  • Si lo vas a comprar ya elaborado, averigua qué tipo de manteca usaron.
  • Si te animas a hacerlo en casa, puedes sumar hierbas aromáticas ó condimentos al principio del proceso de clarificado.
  • Regala Ghee, regalarás salud.

Hoy quiero hablar de la mayonesa

La mayonesa es una salsa con un sabor muy especial, combina bien con muchos alimentos y por ello es algo que normalmente encontramos en las heladeras de casi todas las casas. Muchos niños la consumen también de manera habitual, para acompañar un choclo, un arroz, unas papas, un sandwichito, etc… y aunque la mayonesa casera es un alimento altamente nutritivo y hecho con ingredientes súper saludables pocas veces encontramos el tiempo de prepararla y se acaba comprando en el súper.
¿Pero sabes qué contiene la mayonesa del súper?
Pues entre otras muchas cosas, que no deberían estar en la mayonesa, petróleo, goma xántica, y EDTA. Todos ellos requetetóxicos y para nada recomendado que los consuman los niños. Ah, y altísimas dosis de sodio y azúcar.

Para más info puedes leer este artículo de CONEXIÓN BRANDO.

Entonces, si eliges que en casa se coma mayonesa, háztela en casa, es muy fácil!!!!
Y mucho, mucho más rica. No sólo en sabor sino también en ácidos grasos esenciales, de esos que tanto buscamos en otros alimentos.

INGREDIENTES:
3/4 de taza de aceite de oliva extra virgen (se puede combinar también 1/2 de oliva, 1/2 de aceite de
girasol alto oleico y 1/2 de aceite de chía).
2 huevos camperos a temperatura ambiente.
2 yemas
3 cdas. de jugo de limón
1 cta. de sal rosada
PREPARACIÓN:
Limpiar con agua y jabón la cáscara de los huevos.
Colocar en una licuadora todos los ingredientes, excepto el aceite, y licuar unos segundos.
Ir agregando en forma muy lenta el aceite, licuando ó batiendo constantemente hasta lograr una textura cremosa, suave y homogénea.
Colocar la mayonesa en un frasco limpio y ya está.
Así de fácil.
VARIACIONES:
* Si además, le sacas las yemas y le añades un par de dientes de ajo, tendrás un exquisito ALI OLI, ideal para combinar con pescado ó para mojar pan.
* Se puede fermentar, sí!!!! Tanto la versión normal como el Ali Oli, sólo tienes que añadir 2 cucharadas de suero de leche cruda ó suero de yogurt natural orgánico y dejar reposar unas 10 horas. De esta manera aumentarás su valor nutricional, pues la conviertes en un alimento probiótico y además alargarás su vida útil. En lugar de aguantar una semana te puede durar en la heladera hasta 2 meses.
* Se puede condimentar, añadiendo cúrcuma ú otro condimento que guste en casa.
Anímate a probar!!!

Paltas, bebés, mamás y niños

Desde el embarazo, durante la edad escolar y hasta la edad adulta: las paltas son un excelente alimento para el crecimiento. Los primeros alimentos sólidos son hitos importantes en el desarrollo infantil e incorporar frutas y verduras deliciosas y cargadas de nutrientes a la alimentación diaria es beneficioso para toda la familia.
La consistencia cremosa y suave de la palta hace que sea una de las primeras frutas frescas que un bebé puede disfrutar. Además, al compartir paltas con los pequeños los introducimos a una fruta nueva y les abrimos las puertas a otras frutas y verduras.
La palta es una buena fuente de carotenoides, como el conocido betacaroteno y la luteína, un carotenoide muy importante y poco conocido que protege a los niños contra enfermedades en la piel y los ojos y ayuda a mantener la buena salud de la vista y la de la piel, previniendo el daño ocasionado por la luz solar. También contiene grasas insaturadas, las cuales son importantísimas para el crecimiento y desarrollo normal del sistema nervioso central y el cerebro y es rica en Vitamina E, potasio y hierro. 

Son además fáciles de sujetar para los niños por lo que son excelentes para que puedan experimentar succionando, masticando y jugando con pequeños trozos favoreciendo así la “alimentación autorregulada”. Unas rodajas de palta bien fría pueden aliviar las molestias de la salida de los primeros dientes. 
Puedes usar las paltas en licuados, smothies, jugos, desayunos, ensaladas, purés, salsas, sopas, sandwiches, wraps, galletitas, muffins, postres, etc… 
Esta receta para bebés, SHOT DE AGUACATE Y BANANA, se prepara en 5 minutos y les encanta!! 
1 palta pelada y sin caroso. 
1 banana en rodajas y congelada. 
2 1/3 taza de leche de almendras ó jugo de manzana. 
2 cucharadas de jarabe de ágave, arce ó algún endulzante suave. 
Unas hojas de menta (opcional) 
Licúa todos los ingredientes hasta obtener una mezcla suave. 
Puedes refrigerar hasta que esté listo para servir. 

No podemos olvidarnos del archipopular GUACAMOLE, en todas sus versiones. 
INGREDIENTES: 
3 paltas pequeñas ó 2 grandes 
El jugo de 2 limas ó 1 limón 
1/2 cebolla colorada 
Unas hojas de cilantro 
Sal marina 
PREPARACION: Corta la palta en dos, saca el carozo y descártalo (o plántalo). Separa la piel con ayuda de una cuchara y pon la pulpa en un bol. Añade el jugo de lima, el cilantro y la sal. Usando un tenedor comienza a aplastarlo todo hasta que quede completamente mezclado. 
OTRAS COMBINACIONES: 
Se puede sustituir el cilantro por ciboulette. 
Se le puede añadir un diente de ajo triturado. 
Se puede añadir tomate cortado a daditos. 
Para hacerlo más crujiente y proteico se pueden añadir semillas de calabaza, sésamo ó girasol activadas. 
Si gusta más cremoso se puede añadir aceite de oliva ó de coco. 
Si gusta más “spicy” se le puede añadir un toque de pimienta negra, ajíes ó jalapeños. 
Para hacerlo más proteico se le pueden añadir unos porotos negros previamente cocidos y escurridos. Para un toque frutal podemos añadir unos trocitos de durazno, kiwi ó anana.


Y para los chicos más grandes y adultos es un ingrediente fantástico para elaborar deliciosos helados, como el de esta receta de Kiako The Cook, Helado de Palta y Chocolate, vegano y raw.Fuente: Saborea Uno Hoy